18 de octubre de 2015

El eje de la nuca


«Nos encontramos en el punto álgido de la película. No ignoramos que después de soltarse el moño ella está en condiciones de insinuar (como sugiere el cineasta) que sus bragas están tiradas en alguna parte de esa habitación extraña donde reina la abstinencia. ¿Cómo hacer algo más desnudo que el desnudo? El arte está consagrado a esa misión.»

Serge Koster, Las fascinantes rubias de Alfred Hitchcock.

No hay comentarios: