23 de junio de 2013

Ecografía (III)











Acometer un rescate. Mirar a Panero a los ojos, gritar tiniebla para adentro. Mezclar realidad con ficción,
remover; el café, la calma, el capricho. 
El mundo en la palma de la mano y declinar amablemente, soltar amarras, sumergirme. 
Pedir pureza en todos los kioskos y topar papel couché. Dar besos como quien da la hora, dejar capítulos en una parada de metro, salvar un par de almas dentro de esta cajita torácica, 
buscar en el mapa la tangente a 202 km/h, 
sentir, que es un soplo la vida y esa torpeza suya plagada de infinitivos; así se fundaba Carnaby Street.
Hasta aquí la lección de aliento sin dibujos.
Ahora el despiece.








Imágenes: Metro Antón Martín, Madrid. Junio, 2013
Leopoldo María Panero - El último hombre. El Ángel Caído vía BookCake

12 de junio de 2013