21 de febrero de 2012

[Paréntesis (LXXXIX)... loco, ciego y furioso]

1901-1 de enero

Quizá sea ya tarde para lo que me propongo: quiero dar la batalla a la vida.
Como todos los desastres de mi existencia me parecen originados por una falta de orientación y por un colapso constante de la voluntad, quiero rectificar ambas desgracias para tener mi puesto al sol como los demás hombres... Quizá lo segundo sea más fácil de remediar que lo primero: hay indiscutiblemente una higiene, como hay también una terapéutica para la voluntad; se curan los desmayos del querer y se aumentan las dimensiones de la voluntad como se acrecen las proporciones del músculo, con el ejercicio, por medio de una trabazón de ejercicios razonados y armónicos. Pero para orientarse... Porque, en primer término, ¿dónde está mi Oriente?

Alejandro Sawa, Iluminaciones en la sombra
Nórdica 

En la foto, la cubierta de la primera edición, 1910, Ed. Renacimiento.

6 comentarios:

Microalgo dijo...

Esa es la pregunta crítica, Dama Ra.

La otra es "¿dónde coño he dejado aparcado el coche?"

Ra dijo...

O... "¿en qué p*** planta del parking?" :p

condado dijo...

Por su edad, creo, debería preguntárselo a De Guindos queridísima...

Ra dijo...

Para De Guindos, Feito y su pandi, Laponia is the new Orient, me temo :p

Carol Bret dijo...

Sawa! El auténtico y genuino Max Estrella de Valle!!

Un gran personaje en vida y aún más grande en papel.

Saludos, Ra!

Ra dijo...

Ni más ni menos, sí. Estoy enamorada, Bret. Apertas!