31 de diciembre de 2011

Sinopsis

 Después de tanta lista de libros que marcaron el año, y para despedirlo, vengo a dejar aquí un hueco para los que aún no escribieron/publicaron quienes tanto me gusta leer.
Considérenlo mi listing íntimo, vitalicio y ultraobjetivo de apuestas personales.
Son pocos, pero buenos, y van armados de maneras urgentes de ver el mundo.
Y no lo digo sólo por haberme sentado con ellos a medirnos el arco de la sonrisa, no.
Lo sé de buena tinta.

[Sí, vosotros, canallas]


Mientras tanto no puedo más que desearles, a todos ustedes, vértigo del bueno.
Cava, salud, y República, por supuesto. 


26 de diciembre de 2011

Let's misbehave


Escribe Reverdy "L'hiver m'a chassé dans les rues (el invierno me ha dado caza en las calles)" y me pilla a mí eligiéndole el rouge de labios a la recién estrenada versión gótica de mi tristeza: la somptueuse, la fascinante, l'exquise. Todo por morder la manzana, morder bonito. Hay en esta Navidad un hilo conductor de luces gastadas, un furor mate en las caras que me intimida: hablar por hablar, comer por comer. Tanto y tan feo. El silencio, por favor. Recelo del significado del futuro, del pasado, del presente. Creí en fuerzas-tornado y allí he montado el arsenal. Maldita la gracia de este puto guiñol que es el mundo sino en las viñetas de Forges rezando every unhappy family is unhappy in its own way, para en donde dice family decir cualquier cosa.
Solicito un estado de naturaleza, un salvaje año nuevo.
Hablando en saldos migratorios, no sé adónde voy
pero sé hacia dónde correría.


20 de diciembre de 2011

Commonplace Book (22)

"La imaginación es como una caja de resonancia en la que queda atrapado cuanto sucede alrededor. Las cosas entran, se quedan un tiempo y salen transfiguradas. Escribir es reorganizar el arsenal de palabras que el lenguaje cotidiano pone a nuestra disposición. Conocí a un presentador de televisión de Los Ángeles que se dedicaba a observar la posición que ocupaban los pájaros en los cables de teléfono, convirtiendo la imagen en una partitura con su correspondiente melodía. Cada vez que levantaban el vuelo y regresaban, creaban una melodía completamente diferente. Si se coge la nota de un suicida y se cambian de orden las palabras, se puede escribir una carta de amor."
Tom Waits, en El País.

Cara B. Once upon a time (empty pockets).- Tom Waits & Crystal Gayle

15 de diciembre de 2011

Dramatis personae


Leo un cuento de Pilar Adón en Letras Libres y me dejo confundir con la tinta de una línea suya y la siguiente: "Con frecuencia me dedico a caminar como lo haría un poeta inglés de principios del diecinueve, pero sin pretensiones, sin nada que argumentar. Solo observando los cambios de escenario." Suena Le vent nous portera en la efeeme de guardia a las seis a.m, y pienso que la tiranía del gozo de Žižek se parece a la tiranía de la piel muerta. Tengo palabras detrás de la boca, libros en el buzón, ciertas prisas al portador volcadas en un cheque en blanco -esa referencia manoseada e impostora del 'cheque en blanco'-. Vuelvo a mis andadas por no saber cómo descontarme besos de la frente. Mido los versos que caben en el frío, y son tundras. Aboceto mi Guide for Love and Run Commandos con las musas mordiéndome la oreja. Estoy salvando el alma a golpe de puntera. Pienso en el Sherlock Holmes de Billy Wilder acudiendo a los narcóticos en los ataques agudos de aburrimiento o realidad. Entonces abandonarme, ocupar de nuevo la teoría y el infinitivo. Militar en el instante, cadera-cordillera, praxis; atravesar Siberia saltando de adstrato en sustrato, hablar sotto voce de una ingeniería genética del abecedario. Pedir la palabra, usar verbos incoactivos. Derramar caracteres y espaciar... ahora que parece urgente vivir por escrito.