23 de septiembre de 2011

[Paréntesis (LXXXVII)... Sulla felicità a oltranza]

"(...) De modo que si un día del próximo septiembre, en un momento dado, y si estoy completamente solo, se me ocurre que tengo que ir a Casal Borsetti, cogeré el coche y me iré a Casal Borsetti, y probablemente tendré ocasión de llorar la media hora de llanto atrasado que un día no lloré, y no debería desaprovechar esa ocasión. Para mí ha llegado el momento de inventarme mis propias fiestas; y ahora tengo mis probables fiestas de Casal Borsetti, mis fiestas de San Dámaso y mis fiestas de Bignola. El que es libre está capacitado para inventarse sus festividades, sólo tiene que esperar a que se le ocurran. Convertirse en un inventor de festividades para sí mismo y para todos los que se apunten debe de ser algo bonito."


Sobre la felicidad a ultranza
Ugo Cornia
Periférica

6 comentarios:

Kaplan dijo...

É unha boísima idea que me vou poñer a practicar de agora en diante: esta noite tomarei unha cervexa en honor a Santa Tecla, e o 28 celebrarei a San Wenceslau.
Caiamos na tentación sen teimar en vencela, como dicía Wilde!

Carol Bret dijo...

Hay que homenajearse de vez en cuando, ciertamente...

luna lunera dijo...

Yo me apunto a todas tus festividades.
Dicho queda.

condado dijo...

París era una fiesta y no tenía que ver con las festividades. Apunto "felicidad permanente" que es menos radical y, posiblemente, dure más
; )

Microalgo dijo...

Lo que yo apunto es el nombre del escritor y el del libro. Thanks.

Raposo dijo...

Esixo a implantación de todas esas festividades no calendario do 2012.