21 de septiembre de 2011

Be the overflow

Los libros van siendo el único lugar de la casa 
donde todavía se puede estar tranquilo.
Julio Cortázar

Querría escribir la caída de un imperio de naipes-carcajada, un contagio, la risa a fondo perdido, till my tights are steeped in burning flowers suscribiría, con notable entusiasmo, si en lugar de flores E.E. Cummings hubiera elegido, qué sé yo, cualquier otra palabra. Escribo en realidad un Manual del refugiado: guerras, revoluciones, persecuciones entre yo y mi ombligo; extorsión, pillaje, saqueo, presos de conciencia, toma de rehenes. Espero el otoño leyendo-un-libro-más, aquella teoría del libro-más de Oliveira; se trata de forrar el rumbo de letras, de armar el Pequod; arrimarse o no al querer, que vuelvan o no vuelvan las putas golondrinas. Me llevo a conclusiones pantanosas, me llevo a error -donde caben dos, caben tres-, y hago constar, en el capítulo once-número romano de mi tratado de la guerra, que el corazón es un mitómano; echarlo a la sartén, vuelta y vuelta. Salpimentar. Entonces nos comeríamos al enemigo. Fagocitosis, o casi. 
Oh, mon coeur, we died with our boots on. After all.


Foto: Martes, Granada Sept'11.

9 comentarios:

Eli G. dijo...

Bra-vo. Cronopio, cronopio.


Granada, ay.

Ra dijo...

Merci, Don Eli.
Gra-na-da ;)

Anónimo dijo...

Tienes una mezcla de optimismo y pesimismo absolutamente encantadora, enhorabuena, Ra.

Ra dijo...

Si usted lo dice, Anónimo... :)

condado dijo...

Es: donde comen dos, comen tres. Lo del espacio, así, es imposible... (si no es por nesesidá)

Ra dijo...

Efectivamente... pero ni siquiera estoy de acuerdo con que puedan comer tres donde comen dos... y donde caben dos errores, caben tres errores... el espacio es más flexible de lo que parece, Condado, y el errar no ocupa lugar ;)

condado dijo...

Vale, vale... No he dicho nada...

Ra dijo...

;D

Microalgo dijo...

Cuando sobre la mesa hay una posibilidad de escalera (y no digo ya de un color), hay que tener mucho cuidado con los tríos.

Los tríos son la mar de peligrosos.