10 de agosto de 2011

Terral


"Necesito unas vacaciones. Sí. Demasiadas palabras y viejas frases
en la sangre: leo demasiados libros a la vez". 
-Lois Pereiro-

Me aburro desde que no te tomo la palabra, desde el fondo de la nevera en modo vacaciones, desde el look trendy de la mediocridad. Decía Robert Walser que una habitación caliente ya es mucho invierno y estoy llegando, espero, se espera que la lluvia pase. Se espera que los vientos lleguen. Se espera dice la voz de Pizarnik a medio metro de la ventana. Hay una frase de tu boca que suena como un caño cuando escribo. Recojo todas mis letritas y el guante de agosto, la atención me dura cinco líneas, anoto en los lomos retahílas, las páginas huelen a jabón. Siento en las aspas del ventilador un ritmo septembrino, ya de redacción colegial: Mi verano, dos puntos; arrastro el bolígrafo como en la resaca de una ola. Y así.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Paz

condado dijo...

Ventilador y, delante, agua en una ensaladera (o así) a la que se van echando cubitos de hielo... Es una forma de temperar los vientos y los tiempos. Un abrazo.