2 de abril de 2011

El corazón vintage

Me gusta cómo hueles; pónte a salvo 
(Ilegales)

Después de todas mis teorías cojas, 
de las páginas marcadas y las páginas en blanco, 
de la manera de mirar, de los astros y los rastros, 
de subrayar tu nombre en mi debe, 
de perder la cuenta y encontrar en tu curva mi forma,
después de tanta batallita, de no poner ni quitar nada, 
de las cosas pequeñas, las obviedades y las medianas cosas...
hay cosas enormes que no sabría llamar por su nombre.


7 comentarios:

Miguel Ángel Maya dijo...

...Siga usted sin llamar por su nombre a esas cosas enormes: poco se puede hacer ante latidos tan vintages...
...(Su cara b es una deliciosa onomatopeya, Miss Ra)...

Anónimo dijo...

Subidón...

Chousa da Alcandra dijo...

Cada vez que apuntamos algo no debe, automáticamente, anótase tamén algo no haber.

sara jess dijo...

;-)

Antonio dijo...

Hate )I really don't like you=

Antonio dijo...

mierda. no iba por ti, Sy. Un desahogo.)

Anónimo dijo...

Es usted un tesoro, Ra...