20 de marzo de 2011

Demora (náutica)

Con tus palabras armo yo un navío.
Con mi letra pintas tú una constelación.
Al tanteo de profundidades para no encallar, 
nos salen cálculos denodados, garabatos sueltos de tiza,
así, limpios, como de niños chicos. 
Entre zarpe y arribo, tú, yo, 
y esta alegría navegable.

Foto: Rumbo. Gibralfaro, Málaga, Marzo'11.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonito!!

Miguel Ángel Maya dijo...

...¡Como de niños chicos y esta alegría navegable! Tú lo has dicho...

Susan Urich dijo...

Una alegría tan ancha que se puede navegar en ella. Me gusta. Un saludo.

Anónimo dijo...

La alegría viento en popa

condado dijo...

El tiempo lo mide en olas, qué bien.

Bolboreteira dijo...

qué bonito! Alegria navegable...me gustaaaa!!
Bicos!!!

Anónimo dijo...

Los brincos del corazón en este mes de marzo nos están trayendo a la mejor Ra. La que esconde tesoros en su cuerpo menudo... :-) Un abrazo.