2 de enero de 2011

Eu voando e ti voabas*


Leí en un cartel de la noche compostelana: 
El cuerpo como lienzo para la creación
Eso que se me escapaba de las manos era mi Síndrome de Estocolmo.


5 comentarios:

RAIKO dijo...

Pues queridiña, pensé que no había mejor manera de empezar el año que leyéndote... pero llegué hasta aquí y descubrí que hacerlo y escuchar a Guadi cantando Merlo Branco era mucho mejor. Abrazos de año nuevo...

Chousa da Alcandra dijo...

Boa conxugación e excelente banda sonora.

Raíz Verde dijo...

A noite compostelana deixa sempre autênticas creaçons divinas para o día :D

Miguel Ángel Maya dijo...

...Nunca se me hubiera ocurrido pensar que "perder los papeles" fuera, en cierto modo, una variante más del "síndrome de Estocolmo"...
...Usted, como siempre, mi querida Fantasma, dando en la tecla...
...Feliz año, abrazos, besos y carantoñas...

tormenta dijo...

Sonrisa. mi cuerpo sonríe.