31 de agosto de 2010

27 de agosto de 2010

Los sentimientos, como el aire, están llenos de microbios (*)


Qué cabe esperar. No me salen poemas a lo Baudelaire, ni callos por romper contratos de cristal de Murano; voy de elegante color luto a los días grandes de boda, no cortejo a la inercia, soy fiel a no detenerme; suelto un Friday, I'm in love, pero poco convincente, contrarreloj: es este el modo en que suelo llamar al amor, tengo un reservado, un cupo de besos de emergencia. Soy todo lo que quise ser de niña y ahora no sé qué hacer conmigo. En provisión de fondos la carne crujiente y la esperanza de anteayer. Juego sin trucar los dados, tengo alma de operetta, no quiero fundar nuestro hogar. Camino siempre con una guerra pegada a las faldas, pero llevo dentro una vieja revolución. Es mi corazón una bomba aspirante e impelente que luce el necrosado como un terso tapiz.

 

(*) 'Fuga,' de Deneuve.
Imagen: Harry Callahan, 1984

26 de agosto de 2010


Dice Doña Ana María Matute que cuando ve un musculitos le dan ganas de guisarlo.
No tengo nada que añadir.




25 de agosto de 2010

I was pushed on through September

Parece que entra por la ventana un soplo feroz de aire de finales de septiembre; en breve el terral nos hará polvo y nosotros tan contentos.

Decía el otro día Iago M. que la seducción es contrabando, y en esa sentencia he decidido pasar el resto de las vacaciones.

O debe.

22 de agosto de 2010

Sincronismo

Cuando tornamos a un recuerdo, la memoria 
no camina ya por las mismas calles
mas que así, vaga y subterráneamente.
Pero este plural, con margen de error, socavón y urbanística,
no deja de ser mio.


(por/para Patricia Gonzalo De Jesús)

Imagen: Atando el cielo, Victoria Civera.


18 de agosto de 2010

Al baño María

 




En mi cocina algo se cuece. 
Ya se paladean sobre el camino de mesa ratitos de hambre, enología y otras cosas del querer.
No diré delicatessen pero sí impromptue.
Para chuparse los dedos.


Pongo a enfriar el vino.




Cara B. Waiting game.- Van Morrison

Metafoto: Ra sacando imagen para un post, por Joan Ig.
Málaga, Agosto'10.

16 de agosto de 2010

[Paréntesis (LXXIV)... Nuestro sello]







«Cuando recibes una carta mía, yo ya estoy en otro sitio. Cuando soy yo el que lee tu carta, me encuentro inmerso, en realidad, en un momento tuyo que ya pasó. Me encuentro contigo en un tiempo en el que tú ya no estás. Resulta así que cada uno de nosotros le es fiel a los momentos abandonados del otro».

Tú serás mi cuchillo
David Grossman

8 de agosto de 2010

Un puñado de nombres

Apostillar para mis adentros el artículo de Maruja Torres, y comulgar y digerir, en este u otro orden; querer, no muchas cosas; que me llueva encima del autodefinido y la playa se convierta en Covent Garden; paladear instantes que no quiero para nada y alguna llamada perdida; ver la cara de las señoras al acertar a leer el título del libro que tengo entre manos mientras las niñas juegan a hacer croquetas de arena; dejarme marcar en la piel caminos dulces de salitre que no llevan a ninguna Ítaca, por no decir a ningún lado; encontrarme a Shalom Auslander en El Semanal y decirle bajito y con devoción Dios es cruel; alcanzar mi IMC ideal y sentir de golpe un vacío existencial en mis carnes; musicar con Ben Harper la orilla y tararearlo como apósito waterproof; dejarse torear por las olas; zambullirme y nombrarte, como en un deseo infantil; echar de menos que las avionetas publicitarias hinchen de pelotas a los bañistas; imaginar el Shinny Happy People coreografiado por los domingueros y marcar el paso a ritmo de tinto de verano; hacer del domingo un metalink y ver el mundo, hoy, color gazpacho. Volavérunt. Cuando lleguemos al río cruzaremos ese puente.


4 de agosto de 2010

Enredada, ilesa

Space is an illusion created by walls
y el deseo tanto monta.


Le he robado la imagen a Migue, con descaro.

2 de agosto de 2010

Palos (de ciego)


Algún entendido del azar echaba a reciclar un siete de corazones. 
La curiosidad que pica.


Lira, Gz. Julio'10.

1 de agosto de 2010

Equipaje

En todos mis viajes se cuentan cuentos de piratas
que queman las naves pero no la bandera.
Después toca pasar página.
Aquí yace una ciudad que ignora nuestros desastres.



Imagen prestada (Eva).