28 de julio de 2010

Cuando el silencio es sexy

Dejarse poner palabras en la boca.
Por una mera cuestión de ecología caníbal.


Foto: Ecología de la moral. GZ, 2010

16 de julio de 2010

Against doctor's orders




Calentar motores y jugar al ralentí, aprender hebreo en línea y robarle a Judas un beso de los suyos, calibrar la importancia de las cosas con bocados y puntos Parker, definir lo habitable con el despropósito de no quedarse, criogenizar el latido para no derretirlo de amor, dilatar los significados y ponerle un piso al significante, hipotecarse en la filosofía arrendataria y dejar como herencia un código postal, medir el corazón cada dos días para que nos quepa en el pecho, olvidar porosamente y después olvidar. Temporada alta. Agitar antes de usar. Vía oral.



11 de julio de 2010

Empirismo

Hay, sin embargo, una cosa: 
el dolor del miembro fantasma.
El cerebro tiene su concepto propio de coherencia.



Commonplace Book (14)

"Un escritor de verdad es aquel que tiende el arco a fondo mientras escribe y después lo cuelga de un clavo y se va a tomar vinos con los amigos".


Julio Cortázar

6 de julio de 2010

[editar]

Me ronda el Mein herr por la cabeza porque en esta época del año, no diré que no, sustituyo unos pensamientos por otros y llamo a eso alma reponedora, herencia desmemoriada de amores proletarios. No encuentro más que una manera de tomarme el pulso cuando el resto de todo me parece de una cutrez extrema y espumosa; sacar mi voz a una página es la moneda que tiré a la fuente. No logro darme carta de presentación más que en ese momento en que quiero escurrir de las entrañas todas mis poéticas ganas de vivir, que me han salido tímidas, y que saben a todo menos a poesía. Tengo los temores  escrupulosamente domesticados y, ordenadas por tomos, todas las cosas que alguna vez no necesité decirte. Tengo firmado con mi impaciencia un tratado de buena vecindad. Mis ganas de ti y de mí andan sin corsé. Yo y mis inventarios.



Ilustración: Jack Vettriano, The temptress

Slowly learning that life is OK

En la misma terraza del paseo marítimo tenía a una señora mayor sentada enfrente, con un carrito. El niño era de juguete. Al principio no parpadeaba. Al final no parpadeaba. Podría ser su nieto de juguete. 
La habría mirado toda la mañana. 
Hoy tenía tiempo.