29 de enero de 2010

Duros a cuatro pesetas

Las preguntas qué, cómo y para quién
topan respuesta mediante tres palabras aleatoria y convenientemente 
distribuidas en mayor o menor grado de exotismo: 
el mercado, la autoridad o la costumbre.

Pensamiento peregrino inducido del día.


Imagen: McShuibhne

27 de enero de 2010

Mi pata derecha


Este es Hugo, el macarra catalogado como perro andaluz (eufemismo buñueliano de "chucho") en su DNI.
Tan simple como mirar una estufa halógena con una barra fundida durante horas.
Tan sureño que tiembla cuando hace frío en Málaga.
Tan listo que ahora tiembla para todo.
Macarra pero buena gente, claro.


Qué quieren que les diga, ví a McQueen y se me antojó. 
Hay personajillos que te hacen feliz con aparecer por el quicio de la puerta y hay que decirlo. 
Que todo el mundo pone sus fotos y yo no tengo hijos, ****  :)


Foto: Clásico-portuario
MiddleOfNowhere, Málaga Enero'10

26 de enero de 2010

I got soul but I'm not a soldier *


And my affection, well, it comes and go
The Killers (*)

Pasarme el mundo por el forro y cantarle una Cara B al estigma de una ciudad a veces incompleta.
Ese santo quiero tomar por devoto.

Volumen, please ;)

24 de enero de 2010

Domingo y Windsor

Domingo mañana y Joaquina me presta pedazos de su vida con Pepe en Barcelona y Málaga,  allá por los días en que la píldora anticonceptiva era bien de contrabando. Le comento a Pepe., el hombre que me enseñó a hacer un nudo Windsor, el buen porte de sus años mozos y el aire que le veo entre un joven Alberto Closas y el gran Mastroianni. Él, que viene en alpargatas, sonríe sin atisbo de falsa modestia: "Yo siempre iba hecho un merengue". Con los pormenores de su vida Joaquina me deja que construya un catálogo, en silencios que traen mucha calma; cada uno tiene su historia, rubrica Pepe. Algunos nudos necesitan más vueltas que el resto. La vida sigue siendo un tango mientras el sol se despacha a gusto en el cuerpo de una cafetera italiana.



Foto: En blanco y negro
MiddleOfNowhere, Málaga. Enero'10

23 de enero de 2010

Rizoma


Hay que ingerir distancia
-Oliverio Girondo-

Cuando tengo la ligera sospecha de esperarte, echo a correr.
Tengo agujetas en las entendederas.


Ilustración: Irene León

21 de enero de 2010

Cur(r)arse un matiz



Oh, querido, nos vemos en todos los lugares comunes.
Y nos creemos poetas durante un puñado de segundos manidos.


Imagen: Paolo Ventura

19 de enero de 2010

[Paréntesis (LXVII)... un breve cantado]

E. B. n.º 14, VIII- 1996
ST: DAVIDS, PENSILVANIA

- Me ha costado todas las relaciones sexuales que he tenido. No sé por qué lo hago. No me considero una persona politizada. No soy uno de esos tipos que claman por América, leen los periódicos y se preocupan por si se aprueban las leyes de Buchanan. Lo estoy haciendo con alguna chica,no importa con quién. Es cuando empiezo a correrme. Entonces me pasa. No soy demócrata. Ni siquiera voto. Una vez me asusté mucho y llamé a un programa de la radio, a un médico de la radio, sin decir mi nombre, y me diagnosticó la vociferación incontrolada y estridente de palabras o expresiones involuntarias, a menudo insultantes o escatológicas, cuyo nombre técnico es coprolalia. Pero cuando empiezo a correrme y me pongo a gritar, lo que digo no es insultante ni obsceno. Es siempre lo mismo y es muy raro, pero no lo consideraría insultante. Me parece simplemente raro. E incontrolable. Me sale igual que le sale a uno el semen, produce la misma sensación. No sé por qué pasa y no puedo evitarlo.
P.
- "¡Victoria para las fuerzas de la libertad democrática!" Pero mucho más fuerte. Como si lo gritara. De forma incontrolable. Ni siquiera pienso en ello hasta que se me escapa y lo oigo. "¡Victoria para las fuerzas de la libertad democrática!" Pero mucho más fuerte: "¡VICTORIA...!".
P.
- Bueno, se asustan mucho, ¿usted qué cree? Y yo me muero de vergüenza. No sé ni qué decir. ¿Qué diría usted si gritara "Victoria para las fuerzas de la libertad democrática" en el momento de correrse?
P.
_ No me daría tanta vergüenza si no fuera tan raro, joder. Si tuviera alguna idea de por qué pasa. ¿Me entiende?
P.: ...
- Joder, ahora mismo estoy avergonzado.
P.
- Pero solamente pasa una vez. A eso me refiero cuando digo lo que me ha costado. Me doy cuenta de que se asustan mucho y me entra vergüenza y no las vuelvo a llamar. Por mucho que intente explicárselo. Y las que más me avergüenzan son las que se muestran comprensivas, como si no les importara y no pasara nada y lo entendieran y no les molestara, porque gritar "¡Victoria para las fuerzas de la libertad democrática!" cuando estás eyaculando es tan raro, joder, que siempre me doy cuenta de que están alucinando y simplemente se muestran condescendientes conmigo y fingen que lo entienden. Y son esas las que de verdad me hacen cabrearme y no me da vergüenza no llamarlas o evitarlas por completo, las que dicen: "Creo que podría quererte a pesar de todo".


David Foster Wallace
Entrevistas breves con hombres repulsivos


Ilustración: Pablo Gallo.

16 de enero de 2010

Cuesta de Enero


Caminé por un viernes e hice cábalas de manera descarnada. Quise una cafetera de esas modernas Ti Penso Spesso, para pensarte así, en cápsulas y punto. Me barajé entre La niña del pelo raro y Entrevistas breves con hombres repulsivos; elegí el segundo porque me vendió la moto el dependiente argentino de la Fnac, devoto de DFW; a algunos devotos hay que tomárselos en serio. Busqué en las canciones lo que no encontraba en el día. Me entraron ganas de cantarle las cuarenta a un cura, pero pequé por omisión. Crucé por el Puente de la Esperanza por si significaba algo. Ayer quise ver la fe con una mirada arty. Confieso que a veces me echo un dancing con el Diablo. Pero ninguno de los dos hacemos declaraciones.

Cara B. What a wonderful world.- Tom Waits & Nick Cave

Foto: Pan y Vino, Málaga. Enero'10

12 de enero de 2010

Lee Miller o la manera bonita

 
Del lecho de Man Ray pasó al de Picasso y no hubo artista que la mereciera que no la probara a cambio de ser muy pronto abandonado.

Manuel Vicent, sobre Lee Miller. 

11 de enero de 2010

Restos de stock


Ya que lo preguntas, entre harapos preciosos hay silencios que rasgar y heridas que ir cosiendo, un botón sin suplente y un ojal sin comisura, un tiempo para guardarte y otro para tirar, un pecho maculado de altos en el camino, empresas pequeñas de capital y riesgo y daños colaterales, un código de barras tatuado en el cachete, debilidades con nombre y apellido, todo un tratado de arquitectura de vasos comunicantes, una nostalgia del calibre 45, aforismos para urbanizar un sistema filosófico, verdades y ficciones unidas por un imperdible, veces en que dije No al mismo interrogante, líneas cartográficas que descubrí en alguna espalda,  el número de los bomberos por si se incendia el corazón, mapas llenos de hoyos de chincheta, horas que sólo rimaron con otros, un cardenal idéntico a una fecha, compromisos huérfanos de mí. Quizá también alguna reliquia de talla dudosa, no sé qué andas buscando. Como otro, un cajón de inoportunidades.


Imagen: John Piercy

10 de enero de 2010

[Paréntesis (LXVI)... Algunas ideas buenísimas que el mundo se va a perder]


"Tengo un corazón rojo de goma en la mano todo el día. Me lo dio mi doctora por lo de la rehabilitación de mi dedo. Tengo que apretarlo para luego soltarlo y que recupere su posición. Es sencilla la rehabilitación, pienso.
El caso es que me encanta llevarlo en la mano a todos los sitios. Quizás es lo más emocionante que me ha pasado últimamente. Ya sé que se pueden hacer muchas metáforas al respecto pero me da tanta pereza que solo diré una cosa. Cuando se me cae al suelo no se rompe. Tampoco es que rebote y regrese a mi mano. Sencillamente se cae pero no se rompe.
(...)".


en "Algunas ideas buenísimas que el mundo se va a perder"
editado por Alberto Olmos.

La imagen (genial)  Karate Stance (1977) de Mark Cohen visto en  Hikikomori.

8 de enero de 2010

Tiempo Frenético


Aguantan los labios estoicos y provistos pero se me han cuarteado, del frío, las huellas dactilares.

Mi agenda está llena de gestos con el dedo corazón.


Ilustración: Pablo Gallo

6 de enero de 2010

Commonplace Book (10)


"Nos han malacostumbrado a creer en la unidad
a través de la línea recta.
Los enlaces se descubren al pasar página".


Jean Martin du Bruit en una iluminación romana.


(La Cara B me la trajo a la memoria el NoCabaret de Doña Sun Iou Miou, y los tiempos. Con permiso).

El problema económico del masoquismo


Por pedir que no quede y yo decidí esta noche pedir en lenguaje lego, en modo off, es decir, echarme a dormir y pedir (desear) en sueños, atendiéndome exclusivamente de forma automática, léase, al margen de mí, inmersa en esa ristra de procesos mentales que no dependen de una prioridad, por no necesitarlo. Carta hacia Oriente en forma de pulsión, de camino saber qué echo de menos. Podía haberme permitido cualquier cosa, porque los sueños y el inconsciente son así, espléndidos hasta el absurdo. Despierto, y es día 6 de Enero de 2010, un año que me suena Maiakovski y no hay por dónde cogerme; todo lo que recuerdo es a mí misma dirigiéndome junto a Orson Welles en un remake de Cómo casarse con un millonario, y a Bryan Ferry vestido de torero. Lo de la peli es por las maravillosas gafas de la señorita Monroe, estoy segura. Lo segundo no tiene perdón de Freud.

1 de enero de 2010

Yo siempre regreso a Lacan


La más firme de mis promesas es un mal menor. Vive tan dentro de mí que rara vez coincidimos. Es, como cualquier promesa, un ser cansado. La muy puta guarda silencio hasta que bajo la guardia. 
La miro de frente y sí: me dejo empatar.
Después de todo le debo la palabra.


Fotograma: Desnudos, Doris Dörrie