16 de noviembre de 2010

Material ¿Fungible?


Se me acaba de cumplir un deseo (de los gordos).
Tengo a A.Doinel en mi biblioteca.
Eso último va en mayúsculas.

Ahora ya puedo morirme.



Joder, Monsieur, que me he emocionado.

7 comentarios:

A. Doinel dijo...

No me haga eso, Mademoiselle, que después de lo de Luisito "no tengo el coño pa´ruidos".
Bon appétit

Kaplan dijo...

Non será tanto, espero.

zeltia dijo...

Muller...

Anónimo dijo...

vaya devoción

sara jess dijo...

non te morras, queo un cómputo de fantasmas na miña biblioteca... algún día

Bandini dijo...

no se muera usted todavía que un servidor aún no ha publicado sus memorias.

salud

Mararía dijo...

Estoy pensando a quién podría tener en la biblioteca para después poder morirme y no sé, uf, me falta pasión me temo! Igual con tener una cerilla y un bidón de gasolina me llegaba ... sigo pensando que es tarde y si no apuro me dormiré!