9 de abril de 2010

No perdono a la vida desatenta*

Que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.*

Llevo el 9 de abril en la guantera, por ser un día que no recuerdo. Los primeros versos que marqué en mi memoria los robé de la Elegía a Ramón Sijé, que no entendí en todas y cada una de las acepciones de la ira hasta después, porque los niños no conciben la muerte, dicen los manuales. Desde mucho antes de cualquier centenario, mis nueve de abril son todos de Miguel Hernández, porque era su poeta del pueblo y porque sus palabras de despedida -No hay extensión más grande que mi herida/ lloro mi desventura y sus conjuntos/ y siento más tu muerte que mi vida- fueron, y son hoy, el adiós de mi padre escrito en una temprana lápida. Esa palabra fría que tan poco me gusta escribir. Perdonen que no gaste esfuerzos en florituras. Esto no es más que una excusa para esa foto que me acompaña. La adoro.


Foto: Mi papito, casi que para Calvin Klein
Madrid, los 70 y pico.

10 comentarios:

Ra dijo...

¿Esto ya lo he escrito antes? (déjà vu)

Anónimo dijo...

Cachis en la mar, tia, que me has emocionao!
La letra de la elegía es exacta hasta doler.
Qué estilo tu padre... de tal palo. mil besos

M.

Chousa da Alcandra dijo...

jaja.
Eu non te entendo, e máis volvo por aquí. Se te chego a entender...vai ti saber!

RAIKO dijo...

Querida Ra, cuando la muerte me toca de manera más íntima, siempre recuerdo a Hernández y la Elegía. "No perdono a la muerte enamorada,/no perdono a la vida desatenta,/no perdono a la tierra ni a la nada".

Un abrazo.

EvitaBlu dijo...

Que guapo era Ra.

La pérdida, maldita sea.

Un abrazo apretadito.

Anónimo dijo...

mi hai spezzato il cuore...

Eli dijo...

Cuatro besotes de vieja, con ruido y pellizo de mejillas para usted

Zeltia dijo...

Muy guapo tu padre.
la del mío fue un 9 de mayo.
sin elegías ni poemas
muerte en la penumbra, más solo que la una.

albricias por los vivos.

luna lunera dijo...

Todo un Dandi tu padre.
Se puede decir que llevas la poesía en las venas.

Besos Rachel.

Blumm dijo...

J, qué tipografía más bella.
Y esas letras, las del post.
¡Gracias!