19 de marzo de 2010

La diferencia

Por la calle, una señora intenta hacerle ver a mi madre lo difícil que le resulta apartar la atención de la lección de ayer. Nada más pararla suelta algo así como duodeno; a partir de ahí yo no adivino cuáles van a ser los derroteros de la conversación encontradiza entre profesora y alumna. Le explica que está en la panadería y no puede dejar de construir las palabras que vieron en clase, que en el supermercado igual, que no se lo quita de la cabeza, que el más grande era el minu... ¡minuendo! eso, minuendo. Y el otro... ay, que se lo dijo su nieto, que ya va por la división, que el angelito viendo las risas de los compañeros de Primaria al decirles que su abuela iba al cole, les dijo que para tontos ellos, que su abuela había tenido que trabajar de chiquitilla e iba a aprender ahora que podía... ay, por Dios, cómo era... el sus... ¡el sustrayendo!. Desde mi segundo plano me río con franqueza y con todo el respeto del mundo, porque hay días que sería más bonito verlo todo sencillo.
Qué caramba, las cosas por su nombre, me digo para mí.

11 comentarios:

Fernando dijo...

Hay días que sería bonito verlo todo de otra manera. O sea, casi todos los días ;D
It's a wonderful side B, also as usual.

condado dijo...

Qué bonito

luna lunera dijo...

Qué bonito es aprender, es lo mejor de la vida... incluso aprender para equivocarse.

Besos Ra.

Carol Bret dijo...

A esa señora quisiera yo también poder disfrutarla de alumna, qué gusto si me pararan para decirme tal cosa. Pero me extraña que no conociera la palabra "duodeno". Hubo un tiempo en que fue muy famosa en su variante "duodenarl" ;(

Anónimo dijo...

Hermosa (en el fondo) realidad pura y dura. Abrazo, Raquelita.




M.

zeltia dijo...

una vida maravillosa...!

QuiQué dijo...

Vida, Raquele... das moita vida.
Fai tempo escoitei o disco donde ven esta canción pero xa non me acordaba deles, ahora mismo vou a búsqueda do seu último disco. Son unha auténtica maravilla




Cando?

Ra dijo...

Merci, gosto dá entender-se.

Beluka dijo...

ay!
:)

El Buscador de Miradas dijo...

"Le explica que está en la panadería y no puede dejar de construir las palabras que vieron en clase".

Lo vive, le pone tanto interés que muy pronto será su nieto quien le pregunte a ella.

Así da gusto.

El Anónimo dijo...

El sustrayendo... es lo mejor que he ooido esta mañana