7 de marzo de 2010

Con-traste



No sé si ruborizarme,
reivindicar agujeros negros y dejarme hacer 
por la resaca de la hoja en blanco. 
Si todo está en los libros.


12 comentarios:

Carol Bret dijo...

Suerte que no todo está en los libros. De hecho, cuantos más libros leo, más ganas siento de correr descalza sobre la arena, zambullirme en el agua, trepar a un árbol o tirarme en paracaídas.

Anónimo dijo...

O de emborracharse

Deshoras dijo...

Vaya, hoy que me da por asomarme al negro ese que cuenta y no me gusta la música, es fatalidad, no?

Ra dijo...

No, hombre, es la vida :)

Arrecogiendobellotas dijo...

En cambio, yo pienso que precisamente porque todo está en los libros, cuanto más leemos, más nos consta lo que nos queda por leer y más seguros estamos de nuestra ignorancia.
Y después, siempre, la resaca intolerable de la hoja en blanco. ¡Qué cierto!

Blumm dijo...

Todo está en los libros y como he leído no sé dónde, ¡lee, que algo fermenta!

Guiño!

Beluka dijo...

Mmmm... Zooey, Moët... que venga la resaca. Si viene y pasa, podremos emborracharnos otra vez de páginas llenas!

Jota dijo...

Me encanta el champán!!! Ya lo dicen los libros de vino..:-P. Lo mejor para beber.

El Buscador de Miradas dijo...

Sí, sí, yo quiero que se ruborice. :)

¿Se le ponen las mejillas coloradas?

Qué rica. Quiero verlo.

El Anónimo dijo...

Si todo está en los libros tú tienes que estar en los libros
si no no juego

eva al desnudo dijo...

Un agujero negro en una hoja en blanco es un punto suspensivo, después todo lo demás.

*¿Me equivovo o esas fotos se tomaron en 1962?

Besos de re-vuelta. Muá!

Sun Iou Miou dijo...

Me admira que estando como está todo ya escrito me siga sacudiendo alguna combinación que otra de palabras.