28 de mayo de 2009

Paréntesis entre paréntesis


"No sé si ustedes conocen a Ángel González. Su palabra revela una mezcla de filósofo clásico y de anciano del lugar, de superviviente estoico que lo ha visto todo y lo cuenta todo, mientras pide una última copa para no dar por terminada la noche que de manera inevitable se pierde ya por la grieta rojiza del amanecer. (...) Detrás de la barba de Ángel González, se esconde la imprudencia más precavida que pueda conocerse. [...]"

Luis Gª Montero
Mañana no será lo que Dios quiera


No sé si ustedes conocen a Ángel González
. Tampoco si este post parcheado de letras incurre en más de una falta porque, bueno, al poeta Montero se le citan sus líneas decentemente pero, ese retrato de página de ahí arriba bien podría constar como fotocopia a efectos de copyrights y reservas de iure, por lo que ya no sé si atender a derechos de autor o de imagen, los libros son muy suyos. En fin, llevamos toda la vida parafraseando la Biblia y Dios no ha venido a pedir cuentas todavía; ergo me basta así: con que la curiosidad les pique lo justo para pinchar y ampliarla. Y quedarse con Ángel, si quieren; porque yo quiero que alguien lo tenga, e igual es uno de ustedes. LLegados a este punto, cualquier acuse de saqueo habrá valido la pena. Para ciertas querencias una es muy pirata.


Foto: Don Ángel
texto de la foto: Ángel González, en
"Mañana no será lo que dios quiera" de L.Gª Montero.

Ed. Alfaguara.
MiddleOfNowhere, Málaga. Mayo' 09

24 de mayo de 2009

Que nos zurzan

Enhebrar sibilinos las agujas
para unir con un hilo de voz, los angostos silencios
que dejamos en el aire,
y callar como una puta.
Coser y cantar.

23 de mayo de 2009

[Paréntesis (LIII)]... A lo que canta Pablo

Tumbado, mira al cielo,
se deja ir. Las nubes
están en su cabeza. Nada nuevo
allá afuera, y es más
que suficiente.

Ni pájaros ni aviones
detrás del pensamiento.
Quiero decir: tiene la mente en blanco,
piensa en prosa, llega por la colina
del misterio y, cansado,
sin ideas, sin ganas
de buscarle sentido
a sus actos, con toda
la pereza del mundo
se tumba en el poema.


Cansancio

Javier Rodríguez Marcos

Cara B. Cansancio.- Pablo Guerrero

Imagen: Los apuntes de Pablo Guerrero

19 de mayo de 2009

Aguas territoriales


El amor, que es la envidia de la calle, viaja en utilitario y otea por el retrovisor.
Los besos, esos ases del derroche, son playback de los de antes de ayer.
Los cuerpos, encrespados y suficientes, sudan el tiempo sin rozar ni un segundo el desorden.
El sexo no se atiende.
Las almas se desollan.
La fe en nosotros mismos tiene horario de culto, y libro de visitas.
Ataxia de los sentidos. Aún no sé de qué puedo salvarte.
Contingencia, continencia, contención.
Recipiente.
El mundo se deja oír, como el crujido de una cucaracha tocando la moral del desastre.
Piedra, papel o tijeras.

14 de mayo de 2009

In dubio pro reo

Pensé que hacerlo de un modo ingenuo me eximiría del peso de-la-culpa-de-la-premeditación, si es que premeditación no es ya el deseo de hacer. No se me ocurrió otra posibilidad que soñarlo. Puede que soñarlo fuese la opción más alevosa de cuantas tenía a mano,- si algo hay cargado de intención e instrumental, eso es el inconsciente, cabaña de juegos y mecano de las voluntades primitivas- pero, al fin y al cabo, soñar con alguien es tan ñoño, tan absurdo, que requiere cierta desmesura de inocencia y abandono, se mire por donde se mire. Todo estaba previsto, aunque emborronado por el factor sorpresa del engranaje mental; me dormí, y a partir de ahí cuanto palpé no detonó más que en posteriores atenuantes. El delito de pensamiento tipificado en el Art. 123. 18 del Código regulador de la Libertad de Espíritu quedaría reducido a un pálpito, una inoportuna conjunción freudiana que nadie pondría en tela de juicio por temor a parecer un profano en la materia. Las huellas no serían más que una obra de Banksy, algo que pudo haberlo visto todo. Un lapsus teledirigido por Morfeo. Después de todo, la mente es una despiadada ilusionista y sabe usted, Señoría, que los sueños son el mejor vacío legal para pasar a limpio la vida.


"Es un signo de los tiempos, y no muy bueno, que hoy sea necesario -y no sólo necesario, sino incluso urgente- interesar a los espíritus en la suerte del Espíritu, es decir en su propia suerte."
Paul Valéry, 1939


Cara A. Henry Lee.- Nick Cave & PJ Harvey
Cara B. If you rescue me (Chanson des Chats).- Gael G. Bernal & co.

En la imagen: Banksy.

7 de mayo de 2009

[Paréntesis (LII)]... Calvin Coolidge says


"(...) -Pase el que a este hombre no se le ocurra nada un día ni dos, una semana o hasta un mes- pensaba yo-, pero ¿cómo es posible que no se le ocurra nada nunca? Una vacuidad tan perfecta no puede ser espontánea. Indudablemente, Calvin Coolidge tiene un arte prodigioso, que le permite tratar todos los temas sin comprometer jamás su pensamiento. Eso de coger todos los días cuatrocientas o quinientas palabras, cada una de las cuales posee una significación concreta, y combinarlas de tal modo que todas juntas carezcan totalmente de sentido, no lo hace un cualquiera. Distribuidas al azar, las palabras siempre dicen alguna cosa, más o menos congruente, y sólo con una distribución inteligentísima se puede conseguir que no digan jamás cosa ninguna."


Julio Camba

La ciudad automática

5 de mayo de 2009

Colgando en tus manos

Hasta ahora pocas cosas me han dado tanto miedo como oír a quince niños y niñas de cuatro años cantar una canción (a la vez!) mientras coloreaban -banana-yellow; apple-red; pear-green; orange-orange-, algo así como el silbando al trabajar, pero con estudio de marketing. De la letra de la canción no se han comido ni una coma, perfectamente entonada de a ("Te envío poemas de mi puño y letra/ te envío canciones de 4.40/ te envío las fotos cenando en Marbella/ y cuando estuvimos por Venezuela/ y así así me recuerdes y tengas presente/ que mi corazón está colgando en tus manos/ Cuidado, cuidado"). Tal ha sido mi asombro que he tenido que preguntarles si la habían aprendido en su clase, cruzando los dedos para que fuera que no; ellos han dicho que se la saben de cuando van al cole por las mañanas, de camino a casa de la abuela, de las excursiones a Selwo, de los semáforos en rojo, y de todo ese etcétera que atropelladamente dibujan los niños, y que voy a ahorrarles. Imagino que a los papás les hace mucha gracia que la canten sus pipiolos, qué listos, qué artistazos, qué oído musical. Yo, por si las flies, ya estoy cuestionándome qué música poner en el coche cuando lleve a mis hijos en sus asientos homologados a tomar por culo.
Cuidado, cuidado.

2 de mayo de 2009

En misa y replicando

En el imaginario común de las comuniones el común (no) es sólo una muleta.
¿En qué pensamos cuando se nos va el santo al cielo?
¿Oramos pro nobis cuando replicamos en misa?
Oh, no.
El imaginario sólo quiere llegar y quitarse los zapatos.



Angelitos ellos, que no saben cuán arduo camino hay a la apostasía.

Cara A. Sus nuevos zapatos.- Lori Meyers
Cara B. My Sweet Lord.- George Harrison

1 de mayo de 2009