16 de diciembre de 2009

Devengo

And a little rain never hurt no one (*).- Tom Waits

A este rodeo no te invito. La lluvia empapa con la nostalgia de lo pendiente. Doy los pasos sordamente como si se escapara el tiempo- que no es más que un incomprendido-, y escancio mis pendencias íntimas en el trasfondo del cristal porque hoy estoy sólo conmigo, dando pasaporte a las  deudas que se crea mi corazón. En un bar llamado Terranova la voz de Rocío Jurado canta en el punto de partida; un anciano se ríe porque río mientras tecleo, y se acerca y me lo dice: "Me estoy riendo porque estás tecleando y te estás riendo". Óle. Qué contarle, caballero. Al día invito yo. Incluso el vacío se apolilla ; llevémoslo todo hasta su propio límite. No creo que quepa tanta inocencia en nada como en un antojo.


Imagen: Malapropagation V.3.0

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Corazón ludópata Blue?


(Novecento)

El Anónimo dijo...

otra ronda porfa

El futuro bloguero dijo...

Querida mujer de armas dejar, leerte reír tecleando, me hace también sonreir. Y ya que tu invitas al día, yo pago la ronda de la tarde, aunque estés sola contigo, aunque estés sólo contigo.

Singing on the rain? quizás también hubiera acompañado al gruñón de Waits...

Besos y risas

Sun Iou Miou dijo...

También me río cando tecleo a veces e me río de mí riéndome y viéndome reír me alegro, se alegra el día, que viene invitado y se va ya libre de compromisos.

Filipa Júlio dijo...

ping
ping
ping
ping
ping
ping
(o som da chuva na janela do bar chamado terranova)

Fernando dijo...

En efecto, leyéndote también rie uno.
Hay que camelar, engatusar al otoño para que no nos apolille entre la lluvia. Se deja, es dulce, cuando se le entra bien.
Abrazos.

Le Mosquito dijo...

¿Devengo...? ¿Dovoy?
Dos grandes preguntas.

Aprovecho la ocasión para saludar a Futblo.

martin dijo...

Pues sepa que fui a olisquear y no es para tanto. Muy normalita. Me sigo quedando con Luces.

Besos.

Ra dijo...

Eso me temía.

La madre que los parió... :)