14 de noviembre de 2009

Ni un sólo paréntesis (+ ni menos)


"(...) ¡Dulcísima cosa no ser comprendido por esos reyes de la platea! Ni siquiera Molière, quien, sin embargo, era cortesano y comediante, pudo comprender quién era yo. Bajo mi justillo azul marino, bajo mi sombrero de solitaria pluma negra, nadie ha sabido verme. Seducciones, besos, raptos nocturnos, escaleras secretas, citas insidiosas, celadas, mascaradas y banquetes, y el blanco monumento, y la última fiesta, todo eso era exterior, convencional, ficción; los escritores de tragicomedias y poemas han visto todo eso y nada más. Un pintoresco seductor, un caprichoso caballero, un voluble enamorado; eso es lo que soy para todos ésos y para los que los leen. ¡Y ninguno de estos grandes reveladores del corazón humano han descubierto la razón desesperada de mis aventuras, ni siquiera uno ha adivinado que fui libertino contra mi voluntad y voluble contra mi deseo!."

Giovanni Papini
El que no pudo amar


Ilustración: Chema Cobo 

13 comentarios:

Anónimo dijo...

release me

newmosquito dijo...

Magnífi que

El Anónimo dijo...

una caprichosa seductora del intelecto es lo que es usted

El futuro bloguero dijo...

...para mi y para todos los que lo leen, genial

un beso mañanero, que es cuando más escasean

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Qué bueno es Battiato. Algunas de sus letras las compone un filósofo italiano que pasa de los 80 tacos.

Novecento dijo...

Guapa

El Buscador de Miradas dijo...

La búsqueda del AMOR (sí, con mayúsculas) nos lleva a veces por caminos insospechados, y sobre todo incomprendibles para el resto.

Muá.

Chousa da Alcandra dijo...

Tampouco recoñecería á nena do avatar, e máis non leva antifaz.
(Non poder amar sí que merece paréntese. E que non te amen...corchetes!)

Un bico dende a Chousa

A. Doinel dijo...

En fin, Mademoiselle, nadie ha dicho cuál es el modo de amar ni qué sentido tiene, pero si hubo escaleras secretas, citas insidiosas, raptos nocturnos, etc. hubo algo más que sexo.

Bisou

PS: ¿es cierto que lo que diga va a misa? Cuán bajo he caído.

Más Bisous

luna lunera dijo...

Creo que "estos grandes reveladores del corazón humano" escriben sobre el amor precisamente porque no lo conocen; si lo conociesen `no habría más que hablar´.
Pero qué castigo ser libertino y voluble contra la voluntad de uno.

Cuántas cosas caben en tu cabeza Rachel.
Besos.

doutora Seymour dijo...

A miña paciente non é nada sen parénteses, eu sen os parénteses non existiría. As dúas estamos encantadas de que non nos comprendan.

El Anónimo dijo...

Qué está pasando?

El futuro bloguero dijo...

Eso de ni un parentesis más ni uno menos... no será una despedida, Ra, que se te echa de menos...

Espero que todo vaya bien.

Beso