17 de septiembre de 2009

Oh, the temptation

8 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Jajaja, genial.

Yo vi uno de una niña que directamente le dio la vuelta a la silla para no verlo.

Las tentaciones nos afectan igual a todos, es fascinante.

Ra dijo...

A la mofletona impasible no, Sr. Reve ;D

El futuro bloguero dijo...

Adelante, está abierto.

A. Doinel dijo...

angelitos...
Bisou

Novecento dijo...

Vale sra merkel, dame el número de tu asistente porque tengo la tentación de hablar contigo XD

Le Mosquito dijo...

(ji ji ji ji ji...)

luna lunera dijo...

¡Pobres pequeños!El que lo huele y cierra los ojos es buenísimo; ¡qué capacidad de autocontrol!

En casa hubo un experimeto parecido en el que ganó la tentación , ¿recuerdas? Ja,ja.
Bes Ra.

Anónimo dijo...

ufffff
crei que no llegaba