13 de julio de 2009

Mishima


Me acuesto contando ovejas y acabo deletreando Yukio Mishima en Times New Roman. Y-u-k-i-o-M-i-s-h-i-m-a. Ocupo todo el sueño con lo mismo y hago la permanente a la misma gilipollez con nombre propio, para mí que exploto. Me quito las lentillas como quien se quita el sopor del mundo, pellizcando la retina y respirando hondo después. Lo que sepa tu mano derecha que no lo sepa la izquierda, me advirtieron hoy. Ni tu lentilla. Ea.
Exploto.
Yu-
ki-
o-

Mi-

Shi
Ma.

Boom.
He llenado la maleta con cucharas y sábanas suaves de Ikea para cuando no haya nadie, porque no lo dicen, pero la soledad está llena de utensilios. Y no creo que sea marketing sueco.
Con algo hay que comérsela.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yukio Mishima... interesante sueño

condado dijo...

Tienen una caja de un metro cuadrado donde cabe todo lo que se necesita -y es cierto- en un piso para dos personas... A mi esto me deprime mucho...

Axier dijo...

Pues con cuchara de postre, sí señora! perfecto!

Le Mosquito dijo...

Ayer me quedé sólo comiendo un arroz caldoso. Cuánta razón tienes.

PD: El anfitrión me puso tenedor.

Raposo dijo...

Vale, si puedo elegir la quiero con patatas.
Muá!

A. Doinel dijo...

La soledad está llena de utensilios -simplemente genial- y de arañas que caminan en círculos.
Bisou, Mademoiselle

El futuro bloguero dijo...

La soledad con tenedor, para pincharla bien y que no se escape, que a veces con uno mismo, se sueña de a dos...

Igual que a veces de a dos, se ve uno solo.

Preparese para la partida, y disfrute de lo suyo, y de los suyos.

Besos musicales

Blumm dijo...

De lleno: ¡vaya ilustración para el texto! Enhorabuena.

Guiños!