31 de julio de 2009

En Babia


Tengo una tempestad en un vaso de agua, un vado en el alma, un trébol de cuatro hojas y una flor en el culo.
Conmigo rima ombligo.

6 comentarios:

luna lunera dijo...

Pégale un trago a ese vaso y que te remueva todos los vados del cuerpo y la mente. Con el trébol en la oreja y la flor en el culo, ¿qué puede ir mal?

¿Buen día?

Un beso.

Novecento dijo...

Por los vados se pagan tributos, amiga

Anónimo dijo...

Babia te sienta tan bien...

El futuro bloguero dijo...

El vado en el alma me sonó a Sabina.

Y contigo me rima la suerte, o es el trebol el que tiene un color fuerte, o es el culo, que nos cuentas que florece.

Por aquellos parajes de Babia, me he perdido tantas veces, unas de chico y otras de grande, unas de ensueño, y otra, solo una, realmente.

besos fugaces

A. Doinel dijo...

Hermosa canción, Mademoiselle, y ombligo me da que es de lo último que le rima... esforzándome un na' con usted rima "otra vez".
Mua

Ra dijo...

Me cuentan que se ha perdido más de un comentario. Dénlos ustedes por publicados y agradecidos.