5 de mayo de 2009

Colgando en tus manos

Hasta ahora pocas cosas me han dado tanto miedo como oír a quince niños y niñas de cuatro años cantar una canción (a la vez!) mientras coloreaban -banana-yellow; apple-red; pear-green; orange-orange-, algo así como el silbando al trabajar, pero con estudio de marketing. De la letra de la canción no se han comido ni una coma, perfectamente entonada de a ("Te envío poemas de mi puño y letra/ te envío canciones de 4.40/ te envío las fotos cenando en Marbella/ y cuando estuvimos por Venezuela/ y así así me recuerdes y tengas presente/ que mi corazón está colgando en tus manos/ Cuidado, cuidado"). Tal ha sido mi asombro que he tenido que preguntarles si la habían aprendido en su clase, cruzando los dedos para que fuera que no; ellos han dicho que se la saben de cuando van al cole por las mañanas, de camino a casa de la abuela, de las excursiones a Selwo, de los semáforos en rojo, y de todo ese etcétera que atropelladamente dibujan los niños, y que voy a ahorrarles. Imagino que a los papás les hace mucha gracia que la canten sus pipiolos, qué listos, qué artistazos, qué oído musical. Yo, por si las flies, ya estoy cuestionándome qué música poner en el coche cuando lleve a mis hijos en sus asientos homologados a tomar por culo.
Cuidado, cuidado.

16 comentarios:

Majo dijo...

Que sí, que tes razón, ponlles Clandestino de Mano Negra. Jjajaja.

Fora do que comentas, gústame a expresión do corazón colgado da man, ó menos está colgado prudentemente, podería estar colgado de calquera outra cousa .... é prudente, púdico. Jajjaj.

Anónimo dijo...

Hay que joderse, quién dijo no al de tal palo tal astilla, yo por mí les enchufaba el We will rock you: a Tania le he hecho prometer que no pondrá a Julieta Venegas, jaja!!! aleluya

Edu

Bandini dijo...

es inútil no podrás evitarlo. tan sólo frustrarte. pero si además escuchan otras cosas al final ....

El futuro bloguero dijo...

Por la experiencia que viví al respecto, nada se puede hacer para evitar que les enseñen todo tipo de canciones.... salvo enseñarles nosotros a apreciar la buena música, o lo que nosotros creemos que es buena música.

Y la variedad, todo tipo de música, que aprecie el pop, el punk, el flamenco, la canción protesta, el power pop, el rockandroll, las versiones o covers, la armonía, el techno-pop de los ochenta, la new wave y la bachatta.

Eso hará que conociendo, elabore su propio gusto. Pero no evitará que te cante la última que le enseñen sus colegas...

Beso.

luna lunera dijo...

La verdad que la cancioncita está hasta en la sopa(me la sé hasta yo y a mi pesar). Ante lo que se escucha a todas horas y por todos lados, el "criterio" musical (si es que se tiene) no tiene nada que hacer.

P.D: Jamás pensé ver a Carlos Baute en tu blog... jajaja :)

Besos.

Bolaño & Kundera dijo...

Joer, los autobuses escolares ya no son lo que eran.
¿Qué ha sido del: "Para ser conductor de primera, acelera, acelera..."? ¿en qué momento se ha perdido el espíritu provocador? :)

Anónimo dijo...

Mss Azucarillo:

JAJAJAJAJJAJAJ me estoy imaginando tú cara al ver que se sabían la canción al dedillo....

Ra si es q lo que no te pase a tí, peor hubira sido verlos cantar regetton no? jajaja ahora me estoy imaginando tú cara si te cantan esto.

muackkk guapa!!

Ra dijo...

No sé, MAJO, a mí lo de " y beberme de tí lo prohibido"... me escama :)

Edu, cuando mi tío me llevaba al pueblo de mi padre de pequeña (y más grandecita ya), era siempre Ana Belén y/o Serrat. Luego llegó "El gusto es nuestro". IDA Y VUELTA. TODOS los viajes durante unos 4 ó 5 San Isidros. No me quiero imaginar cómo fué la vida de mis primos ;D
Que no se nos olvide que en la variedad también está el gusto ;P


Calculo que es inevitable, querido BANDINI (lo dice una que también cantó el mítico "Boys, boys, boys" cuando no tenía ni edad de llevar sujetador sin aros)... mejorando lo presente en cuanto a papis, es de los niños de quién me fío :D

Sr. BLO, yo me orienté, bien o mal, a costa de mis padres (como casi todos) y un radiocasete de doble pletina (donde quedaba constancia de mi selección manufacturada de greatest hits) :D Lo que digo ha sonado quizá muy tajante; me hago cargo de que un niño no se modela como la arcilla, pero no puedo evitar rebelarme íntimamente contra el sembrarlos (nosotros, LOS MAYORES) como productos del (¿aquí va bien "casposo"?) mercado. Lo mejor de todo es que espero no tragarme en un futuro mis palabras :P
Aún en ese caso, díganme que será soportable ;D

No había otra foto que se prestara, CARMELA ;D Voy a colgar otra chorrada para que estos dos pasen a la historia, a poder ser sin computar

Sr. BOLAÑOKUNDERA, ninguno de ellos va en bus al cole. Me estoy metiendo (pium, pium, pium) con los padres (algunos, of course) :D

Lo del reggaeton fué lo que pensé, Anita! Por lo menos se dice se cuenta que la música amansa a las fieras (la semana pasada no cantaron y reventaron un cojín de bolitas) ;D Mua

Anónimo dijo...

Ra eres maestra?

Finduilas dijo...

Disculpa la intrusión, he llegado hasta aquí desde tu comentario en el blog de LMVD, y porque me llamó la atención el nik que usas (me encantan las cosas egipcias), y me ha gustado mucho el post. Más razón que un santo, niña.
Y me encanta esa canción de Serrat ^^ en mi casa tb eran siempre él, o Carlos Cano, o Sabina.

Pues eso es todo, un saludo blogguero!!

condado dijo...

Que horror.

Ra dijo...

Anónimo: No. Tengo un empleo de juguete :)

Está usted en su casa, FINDUILAS.

Necesitaba leérselo decir, Sr.CONDADO ;D

rui dijo...

Pois a sorte de estar lonxe, hoxe escoitei por primeira vez esa canción. Os fillos non serán o que queiramos que sexan, por sorte non podemos levalos a vivir ao monte para que non se contaminen, hai que lles aprender a dixerir o que sexa comestible e a cuspir o intragable.
Aínda recordo como aprendín a primeira canción de Paulina Rubio, cando a miña filla de catro anos volvía do cole cantándoa "y yo sigo aqui, esperándote / y que tu dulce boca ruede por mi piel".

Biquiños

El futuro bloguero dijo...

Por supuesto que será soportable. La educación de los hijos es compleja pero son esponjas de recopilar datos e información que forja su caracter y sus gustos en todos los aspectos. A veces en el sentido que les enseñamos a veces justo a la contra, pero nuestra influencia es innegable. O no tienes tú gran influencia en ser como eres de lo que te dijeron, enseñaron, mostraron etc tus padres, abuelos hermanos, amigos profesores...

Somos el resultado de todo eso.

Y la música no es más que otra faceta, del mismo diamante en bruto que va puliéndose con el roce, como el cariño.

Hablando de diamantes y cariños, ahí va el beso de hoy, para todo el jueves. Muá

Ra dijo...

Ay, RUI, amigo mío! ... (prego) que no sea a digerir lo intragable y escupir lo comestible ;)

Sr. BLO, me quedo más tranquila :)
De todos modos, no puedo negar que los pequeñajos han hecho que me quede un buen recuerdo del tema en cuestión. Mua.

Ra dijo...

Van a perdonarme pero la imagen la retiro, me rompe el karma :)

Mua.