28 de enero de 2009

Etiología

Hoy corro una maratón de retóricas porque me han mandado reposo; no me privo de casi nada porque hay cosas que no me puedo permitir; mis estados carenciales son puros overbookings y mi diagnóstico de urgencia es vértigo periférico quizá porque siempre quise titular un libro así. Mis debilidades y mis déficits son el ingrediente que combinar con magdalenas de Proust, o de Vicks, en una Costa del Sol donde sólo chispea, el frío húmedo lleva esmalte de salitre, no nieva, ni medio llueve, la niebla no se estudia y las tormentas son de juguete.

Proust, en cuello, pecho y espalda.
Foto. La magdalena

8 comentarios:

martin dijo...

me sigo quedando con la cara be.
Ánimo con el vaporuv.

El futuro bloguero dijo...

Y al cabo de unos días, salió el sol. Y las tierras anegadas se secaron. Y brotaron las plantas y de ellas las flores.

Eso sí, seguía habiendo un aroma a mentol en el ambiente.

Besos, -ellos si-, húmedos

Suso Lista dijo...

Saludos Ra. Nunca chovío, quenon escampara. Bicos

A. Doinel dijo...

¿El frío húmedo lleva esmalte de salitre?
...
Je t´aime

Anónimo dijo...

Mss Azucarillo:

Yo no es por nada pero lo veía venir...

Ten cuidado con el vapor q desprende...hay muchas leyendas urbanas q van circulando eh? jajajaj.

besos y a mejorárse

PD: ¿CÓMO VA LA BÚSQUEDA?...

osondaxordeira dijo...

muá, muá, marramuá.... besitos sanadores

i. i. dijo...

Hola Ra, que te mejores... y qué bonitas palabras las de tu post. Esa atmósfera me recuerda, aunque en otro tipo de clima, algunas tardes en Londres. Un abrazo desde la hoy fría Ciudad de México.

A TÚA NENA dijo...

eres la mejor, me encanta.

un beso.