24 de octubre de 2008

Pornográficamente rica


Ya le advertí tímidamente a Desorde que me resultaría más cercano y factible un meme que viniera a titularse algo así como “Cómo ser pobre y no morir indignamente en el intento de rebelión”, pero la idea creo que es más bien no basarse en hechos reales y echarle imaginación en dosis industriales. Así que, señores, si yo fuese una millonaria excéntrica:

- Cambiaría a mi antojo la numismática y la edición de billetes. ¿Legitimidad para hacerlo? No… poder, contactos, influencia… osea, money. Volverían los de 200 pesetas con la cara de Rosalía, el de 1000 con Galdós, el de veinte duros con Bécquer… No tengo claro si respetar el euro y sus terrenos adyacentes, pero la cuestión es que acuñaría una nueva línea, con gente enorme… porque sería cojonudo echarse la mano al bolsillo y que tu moneda de la suerte tuviera la cara de Millás.
- Apadrinaría la palabra “Erradicar”. Y estaría tan podrida de billetes que podría darle todos los justos caprichos del mundo mundial.

- Como Bandini, le enseñaría el culo a más de uno, aunque no creo que dejase de trabajar, tendría que llenar ese hueco con otras degeneraciones y horas de psicoanálisis e introspección... pero me lo pensaría, e impondría un convincente impuesto revolucionario al Gobierno para afianzar que saliera adelante la "Ayuda al Opositor" y la "Subvención al Bohemio", cuyas denominaciones serían susceptibles de negociación. Los millonarios somos así, egoístas.
- Obviedades, por puritita excentricidad: Escuelas, bibliotecas, ágoras… in- justificaría el recorte de los presupuestos de cualquier Universidad; Libros, libros, libros; puertas abiertas en cines, museos y conciertos… pago yo.
- Compraría el tiempo, y les haría préstamos sin intereses a quienes alguna vez creen haberlo perdido
.


Sr. Desorde… se me ha subido el poder adquisitivo a la cabeza, y más que millonaria me he creído que era Dios o Berlusconi. Baste esto como prueba de que la humildad no deja de ser una virtud ;D.
Gracias por convidarme. Nos vemos en el Club.

Le paso el boleto a todo el que guste, y la papeleta en concreto a la Doutora Seymour, Torreira y Franético -que cuentan casi como uno-, a Home Gris, a mi Monsieur y a Cobiñas.


17 de octubre de 2008

primeval soup

Confecciónate una nueva virginidad
cada veinte minutos.
Oliverio Girondo

El jornal vende titulares sobre un esfuerzo fiscal palpablemente distinto. Ante la puerta, el mismo cartel gastado: 1ºB. Un grupo de niños colorean algo parecido a un atlas estrambótico -" Ptolemy, Copernicus, Kepler"- en un aula donde los lápices suenan a los del Nº2, la Mafalda de Quino lleva a sus espaldas la tarea didáctica del currículo escolar, y las mesas son, pues eso, por definición normales. La solvencia emocional cotiza en bolsa, el modelo de montura de Sarah Palin no es un dato a destacar, y en el informativo de las tres se postula a la Bruja Avería como firme candidata presidencial de una república de metro y pico. Me pregunto entonces a través de qué tributarán estas caritas felices que me miran con ojos de cómic manga, en un tiempo retrofuturista en el que el IRPF no es más que un cándido, y anafiláctico, desorden analfabético.

5 de octubre de 2008

[Paréntesis (XL)]... The ego has landed


"Durmiendo, nos vio.
Helena soñó que hacíamos fila en algún aeropuerto. Una larga fila: cada pasajero llevaba, bajo el brazo, la almohada donde había dormido la noche anterior.
Las almohadas iban pasando a través de una máquina que leía los sueños.
Era una máquina detectora de sueños peligrosos para el orden público".

Eduardo Galeano
"Peligro en la noche", en Espejos. Una historia casi universal.

Ilustración: Daydream terrified.- Haizhou Xin