15 de diciembre de 2007

[Paréntesis (XXXIV)]...Tendederos


<<(...) Una tarde Amalfitano salió al patio en mangas de camisa como un señor feudal sale a caballo a contemplar la magnitud de sus territorios. Antes había estado tirado en el suelo de su estudio abriendo cajas de libros con un cuchillo de cocina y entre éstos había encontrado uno muy extraño, que no recordaba haber comprado jamás y que tampoco recordaba que nadie le hubiera regalado. El libro en cuestión era el Testamento geométrico de Rafael Dieste, publicado por Ediciones del Castro en La Coruña, en 1975 (...). La edición del libro había sido posible gracias al concurso de algunos amigos del autor, amigos que quedaban inmortalizados, como si de una fotografía de fin de fiesta se tratara, en la página 4, en donde normalmente suelen aparecer las señas del editor. Allí decía: La presente edición es un homenaje que ofrecen a Rafael Dieste: Ramón BALTAR DOMÍNGUEZ, Isaac DÍAZ PARDO, Felipe FERNÁNDEZ ARMESTO, Fermín FERNÁNDEZ ARMESTO, Francisco FERNÁNDEZ DEL RIEGO, Álvaro GIL VARELA, Domingo GARCÍA-SABELL, Valentín PAZ-ANDRADE y Luis SEOANE LÓPEZ.(...). Recapituló las posibles librerias en donde lo hubiera podido comprar. Buscó en la primera página y en la última y en la contraportada alguna señal y encontró, en la primera página, la etiqueta cortada de la Librería Follas Novas, S.L., Montero Ríos 37, teléfonos 981-59-44-06 y 981-59-44-18, Santiago.(...) Nunca, ni en sueños, había estado en Santiago de Compostela (...). Durante un rato se quedó quieto, respirando con la boca abierta, apoyado en el palo horizontal del tendedero. Después entró en la casucha como si le faltara oxígeno y de una bolsa de plástico con el logotipo del supermercado al que iba con su hija a hacer la compra semanal extrajo tres pinzas para la ropa, que él se empecinaba en llamar "perritos", y con ellas enganchó y colgó el libro de uno de los cordeles y luego volvió a entrar en su casa sintiéndose mucho más aliviado.
La idea, por supuesto, era de Duchamp. >>
Roberto Bolaño
"2666"

10 comentarios:

RAIKO dijo...

Querida Ra, has juntado a dos grandes, Bolaño y Dieste, en el mismo texto. Yo de Dieste me quedo con "Dos Arquivos do Trasno", me parece una colección de cuentos sencillamente fantástica... Por cierto, la señora de Dieste, Doña Carmen Muñoz de Dieste, como ella solía firmar, era de mi pueblo. Todo está conectado... Besotes.

El Secretario dijo...

Hola Ra.

2666, lo leí la pasada primavera. Es una de las dos novelas que califico de brutal, en todos los sentidos de la palabra (la otra es "Ensayo sobre la ceguera"...)
Lo primero que leí de Bolaño fue "Los detectives salvajes"; y ahí me enganché...

Es difícil imaginar cómo una persona puede llevar tantos hilos en una sola trama.
Como si un solo titiritero, con sus dos manos, manejase docenas de muñecos a la vez.

El personaje de Amalfitano, inolvidable, entrañable, doloroso.
Y la idea de colgar los libros, en principio, me recordaba a Carvalho con su chimenea.
Pero esto es más... Duchamp.

Abrazo al sol.

P.S.: Se agradece el aumento del tamaño en la letra.

Cobiñas dijo...

Linda sorpresa fue encontrar ese fragmento mientras leía 2666. Releerlo aquí es como revivir ese asombro inicial.
Abrazos, Andrea

Pd) Bolaño -para variar- era nieto de gallegos :-))

Axier dijo...

Creia que Bolaño era Dios
besos ojazos

Zerovacas dijo...

Teño que recoñecer que cando me puxen con 2666 hai dous veráns, deume moita preguiza e deixeino a medio empezar. Teño que retomalo dunha vez

El futuro bloguero dijo...

Genial.
Ratifico lo dicho por el buen Secretario.
besos.

(También agradecería aumento del tamaño de la letra...)

Ex Traño dijo...

non escoitara falar de 2666 e vexo que tododios a coñece, pero claro con esta introducción que pos calquera se atreve a non leela...
hay certa aura de misterio neste fragmento que me gustou moito
bicos raqueliña, por certo ¿pasaras por Compostela nestas datas?

pd: non me conteste, que xa me din conta de que son altamente indiscreto
que teñas boas festas (=vacacions)

Los-100%-Rotos dijo...

Llevanos contigoooooooooooo

Novecento dijo...

Cualquier dia llegaré a tu casa definitiva y veré un libro colgado del tendedero. Sólo me pregunto CUÁL.
Besos, Lady Blue

Anónimo dijo...

Mi niña es cien por cien cincuenta por ciento

a seguir tan guapa