26 de agosto de 2007

"...y tú partirás"


Señores, ocupen sus asientos. Vestimos las mejores galas de la costumbre, y la predicción meteorológica y la lógica aún prometen. La piel ya precisa factores de olor a coco y las maletas tienen hambre de volver, o de haber ido. El calendario cuenta hasta diez antes da darse la vuelta y tiramos la casa por la ventana en ferias ambulantes y tómbolas privadas. Hacemos balance de impulsos de saldo, de pedazos de luna con décimas de fiebre sobre los tejados. Hoy presentimos que los días nos dejarán con sed de madrugadas, y que llegará el momento de pedir cinco minutos más cuando el anhelo juegue mañana a la ruleta rusa. Volvemos a la vuelta al cole de las ciudades con mochila nueva, a contar los días que quedan para el Próximo, a consultar la agenda y aparcar a la primera. No se nos tendrá en cuenta el ponernos tontorrones y tararear aquella canción del Dúo Dinámico, mientras esperamos que haga su aparición La Lengua Popular. El verano hace un espectáculo de sus últimos coletazos para dar la paz a almas nómadas y vocaciones de enmienda. Tenemos la luz antojadiza de una moraga malagueña (si me permiten) y un pareo como telón. Entonces miramos la bola de helado que corona el cucurucho que tenemos entre manos, dispuestos a contemplar cómo agosto se apaga de un soplo mientras nosotros, provistos de meses y bolitas de alcanfor, secuestramos instantes en la retina.
Pasen y vean. Invita la casa.
Imagen: Britton se refleja en las gafas de Margaret Wright

13 comentarios:

Ra dijo...

MORAGA: Dícese de una especie de barbacoa en la playa, generalmente nocturna, con buena compañía, con baño (opcional) incluido, y por lo común, con resaca al día siguiente.

Este argot malagueño... mil perdones.
Abrazos

Torreira dijo...

Botábaselle de menos raquelinha

torredebabel dijo...

Que fermosos que son os ocasos do verán... ese días nos que todo vai rematando, onde o futuro que non chega xa está aquí e as cousas comezan a andar de novo. Fermosos e tamén tristes.

Lúa dijo...

non sei que é o vrao...(nin este ano nin o pasado...cajonodemo!)
bicos

Ex Traño dijo...

echando de menos, lo que no nos pertenece, sueños prestados con monedas de plástico... ese verano donde lo han escondido??
por favor no le ponga el colofon, todavia bsos de sorbete

Á. Matía dijo...

Bien, como siempre, pero yo cambia la canción del Duo Dinámico por una más moderna...

franetico dijo...

mi verano comienza en octubre, hasta entonces oraetlabora, cogitoergosum, postcoitumanimatriste, mecaghoensanrediós y leerte con bolitas de helado tras las orejas. un besso.

Beluka dijo...

Pola mariña, e seica en máis sitios, a fin do verán deixou unhas lostregadas neboentas e anegadoras incribles.
Setembro achégase a marca o regreso ao bloguismo, espero.
Só pasaba deixar apertas e as inevitables louvanzas ás túas verbas.
E bicos!

Zerovacas dijo...

pois eu, sinto dicircho, vou recoñecer ser un tanto mesquiño (que ben soa en galego, non?) e teño que dicir que estou desexando que remate agosto e que todos "os meus" regresen ás rutinas, e eu con eles. Os agostos, cando se traballa, e as cidades fican baleiras, fanse moi longos.
Por certo, se con "la lengua popular" refíreste ao disco de calamaro, pódelo escoitar xa na súa páxina. Non é o de antes (sen drogas nin mal de amores é difícil ser tan creativo), pero gústame bastante máis que o último

Ra dijo...

Sí señor, era por Calamaro. Mi verano, como el de mi admirado Franético, también empieza (siempre) en octubre...me temo que este post no era más que un ejercicio para disimular las ganas de que agosto se marche hasta otra.
En otro orden de casos, caos y cosas...siempre me ha parecido que la creatividad requiere un alto "chute" de mal de amores. (por suerte muchos no estarán de acuerdo conmigo).
Sres. ZeroVacas, Pablito, Torredebabel, Lúa, Extraño, A.Matía, Mr.Gurú y Beluka: tenerles veraneando por estos lares no tiene precio.

Novecento dijo...

Pijita¨(dos puntos)
Nada de cambiar la canción, los agostos siempre tienen algo de El final del verano, son como los guiris nuevemesinos a Torremolinos. El toque rocambolesco del mal de amores HOY lo dejo para otro dia.
Prestame bolitas de alcanfor, eres adorable.

Doutora Seymour dijo...

Coido que eu aquí deixara un comentario absolutamente imprescindible, ou non?
Un saúdo con lentes para o sol. Ra.

Ra dijo...

Doutora, espero que "el blogger" o mi torpeza no me hayan hecho perderme algun comentario suyo anterior (imprescindibles siempre, no le quepa duda). Un beso

Novecento, El rocambolesco final del verano forever. (Adorable...anda ya!)Mua