23 de julio de 2007

Tópicos y trópicos


No hay que estar en el sur para que te hablen bien del norte. A veces sí hay que haber perdido el norte para que te hablen bien de la tierra y ésto te provoque un salto anímico, máxime si tienes un alma fifty-fifty y una veleta bidireccional por censo identitario. Pero si bien es cierto que la Química entiende de ciertas leyes, no es el caso de estatutos, ni de kafkianos recursos ante el Tribunal Constitucional, ni de límites acordados, ni etnocentrismos idiosincrásicos, ni hostias, ni patria ni bandera. Conste que hablo de aspectos transfronterizos que ni entran ni se regulan bajo marco legal alguno, simpatías irredimibles y recíprocas ajenas a cualquier cómputo. Un gallego fetén, emigrante enamorado del mundo, pone tierna (señores, tengo que reconocerlo) a esta servidora que escribe hoy desde tan lejos y tan cerca. Bajo del coche, abrumada por lo cristalino de un Atlántico que desafía con un par cuando buenamente quiere al hombre del tiempo. Suelto los bártulos domingueros en jueves y acabamos hablando de sus viejos tiempos, a falta, según él, de la llegada de los míos. Protesto. De la masificación turística, de los 40 grados a la sombra, de banderas azules a precio de saldo, de políticas de mucho espeto y poco fogón, de la mierda del Mediterráneo, de tópicos crueles de andaluces con gracejo bufonesco y vocación de lagarto al sol. Protesta. De la meteorología, de las dualidades enfrentadas, de terroristas verdes y pirómanos morales, del sentimiento térreo que se vende al mejor postor, de tópicos crueles de gallegos tristes y mentes de luto. No arreglamos nada, tampoco lo pretendemos, y en un intercambio de papeles, ya no se sabe quién protestaba por qué, ni si era al Norte o al Sur donde había que ir para hacer bien el amor. Este Gran Señor, disfruta con mi acento tanto como yo con el suyo, cuando me dice que en Andalucía hay mujeres Miura, y yo, que en ninguna Andalucía he oido un requiebro de tan alta graduación, no opino por alusiones, ni descreo, porque me basta que me baste su convencimiento. Y la tarde termina caJándonos con el indebido respeto en Fraga, con un vinito Moscatel, conscientes de que la pasión por aquello que no se nos parece, no es más que una cuestión de kilómetros, y de valencias.

16 comentarios:

Ex Traño dijo...

lo bueno de estar lejos es la perspectiva que te da...
y la gente que te encuentras...
saludos desde las islas afortunadas y mas africanas que nunca, calor y calima Fuerte_ventura

bandini dijo...

ese mundo me gusta.....

Lúa- Haberlas, hailas... dijo...

...QUÉ BONITA ES NUESTRA TIERRA....UN BICO!!!

RAIKO dijo...

Diría muchas cosas que no vienen a cuento, incluso haría eso que habéis hecho con Fraga después de una copita de moscatel y, si me da el punto amargo, podría hacer eso y decir aquellas con este horrible gallego aspirado y sin música que me sale... Yo, que no soy del Norte ni del Sur, me despido, Ra, dejándote un beso desde estas tierras extremas y duras...

Torreira dijo...

Non lle dixen nunca que escrebe moi ben?.Bicos,LK e moscatel Raquelinha

O Raposo dijo...

Unha boa forma de rematar aa tarde.

Mrs.Doyle dijo...

Debería ser obligatorio tener una visión desde fuera...

Suso Lista dijo...

CaJate en FraJa, e bebe moscatel e manzanilla, ¡Que Carallo!

rosa enriquez dijo...

Fraga quen era? Esquecino.Non debía ser un tipo moi interesante senon lembraríame¡ Que ben escribe RA. Un bico e benvida¡ (Foron só dez minutos pero a min pareceume máis tempo.

Doutora Seymour dijo...

Eses dez minutos sentáronlle moi, moi , ben. A maior lucided menor consciencia de posicións xeográficas, límites, e puntos cardinais. Vai frio igual no Polo norte que no sur, e a terra pode dar unha reviravolta o día menos pensado.
Un pracer lela de novo.

franetico dijo...

los gallegos tenemos una facilidad íntima y exquisita para cagharnosendiós que se debería poder exportar en tetrabrick. Nena, eres gallega hasta o carozo.

Á. Matía dijo...

Esto sí que es un regreso por todo lo alto...

Un saludo

Ra dijo...

RESULTA QUE SON USTEDES UNOS SOLETES. Pero ya lo saben.

Cobiñas dijo...

Si hay que volver, así se vuelve, Ra. Besos, Andrea

Ra dijo...

Andrea: gracias,linda.

axier dijo...

eres encantadora,pijita