22 de abril de 2007

Esperando nada


Ay, mi niña…la plena globalización de la alegría está lejos de conseguirse…lo sé, estas no son horas…, me dices. Despreocupate, acabo de llegarEstoy lejos de ser un consultorio recomendable, no doy la talla como manual de autoayuda, no debería ser la alegría de la huerta quien siempre lleva encima las de perder. Estás triste, en pleno centro de una época tonta, y lejos de donde quieres estar. La gente camina monotemática y tú y yo confundimos lenguas con un decir fácil de casi cualquier cosa, buscando constantemente lugar para no sentar cátedra y dejar asiento reservado. Pelea a la contra, pibePonte una canción. Pierdete en ti. Únete al bando de los que no tienen todas las respuestas. Haz de estos meses una carta de marear. No sé. Colegiate en atribuciones patrimoniales a fondo perdido. Deja de hablar conmigo, túmbate en la cama, boca arriba o boca abajo, cuelga, y escucha una voz que te guste. Esta noche me basta la foto de tu ventanita del messenger*, por favor, cuando te vayas deja la ventana abierta…sigo desde ya tu consejo. Tuyo siempre. Un beso. Me dejas con una sonrisa serena y comestible en los labios, y vuelve a romper la noche un politono Fraggle Rock:

- Hola…too lost in you.
- Que no suene la campana.
A los que estén lejos de algún punto.
* foto: La foto de la ventanita del messenger, Muros `07

4 comentarios:

Torreira dijo...

Eu quero ser do bando dos que non teñen todas as respostas!...apúntome a ese club Raquelinha XA!
vostede como sempre,pintando a vida con elegancia e verbas a granel fermosas...

Axier dijo...

bonito aliento de esperanza...el pibe no puede quejarse,nenita.besitos

homesdepedra dijo...

Esa "Rúa da Esperanza" me suena , aunque no se muy ben de que.

Una calle que se llame esperanza tiene que ser a la fuerza una calle hermosa en un lugar donde los nombres de las calles son muy peculiares. pero me supongo que eso tu ya lo sabes.
Un saludo con sabor a sal

sara jess dijo...

se un día andas por Muros, fíxate nos nomes das rúas.

rúa do amor, rúa da ledicia, da esperanza tamén...

hai unha chea delas que te van asombrar.