16 de diciembre de 2006

Save the last dance for me


"...I remember december...
what the hell do you want?"


Consultan recetarios de miradas de autor para estimar recuerdos que se agotan o se estrenan. Simulan el abrazo de manos que mecen tazas calientes, sin hora fija.
Están. En todo.
Entretanto, calculan la hipotenusa de sonrisas que besan sin pudor y sin multa, para volver a vestirse de umbrales en reto que no se invitan a pasar. Que dan tiempo al tiempo.

15 comentarios:

miu miu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ra dijo...

A el/la/l@s que le sirva/n.

fantasma a las puertas dijo...

"...And in whose arms you´re gonna be.
So darling, save the last dance for me"...
Ya era hora de que volviese a pulular ésto, q llevo unos dias q no me deja poner mi granito!

A Doinel dijo...

Aunque recuerdo diciembre como si fuera ayer y mi infierno me lo curro yo, digo, como Boris Vian, que se mueran los feos que calculan la hipotenusa de las sonrisas.
Un beso

franetico dijo...

y que también se mueran los que escriben cartas de amor en libretas cuadriculadas, creo que rayuela dixit. bueno, recapacitando, que vivamos todos borrachos alrededor de una misma fogata. ahora me siento mejor.

Lúa- Haberlas, hailas... dijo...

precioso!

Torreira dijo...

Unha hipotenusa de sorrisos non equivale a un par de curvas das suas cadeiras?...como era ise teorema?

satine dijo...

que bonito, disfruteino de verdade.
bicos grandes.

satine dijo...

que lindísimo, disfruteino de verdade. Bicos grandes.

Moralla dijo...

non hai un post que non me agrade,
encántasme RA.
Vou tentar deixar un comentario, estou gafada coa rede....e coas pantasmas!!!!!!
non logro deixar comments!
Agardo que desta vez Bacall e Humphrey estean do meu lado...
Y ;-)

Laurindinha dijo...

Decembro....
"Tener y no tener"?

Marinha de Allegue dijo...

Cousa linda linda!!!

Unha aperta.
:)

Mrs.Doyle dijo...

Que bonito!

RAIKO dijo...

Precioso, Ra, como siempre. ¿Dónde estaban esas hipotenusas cuando yo estudiaba geometría...? Abrazos.

náufrago dijo...

Amor matemático, xa que logo.