17 de noviembre de 2006

La felicidad era un cuento


Mirar la lluvia con ojos atentos, ocasiona cierta ternura nostálgica, atolondrada y gris de nosesabequé. Gris no por lo taciturno, sino gris homenaje (melancolía de lluvia que invita a creerte inventor de tonalidades). Gris que me llevó, (¿azar?), a cambiar mis planes:

-te cambio Diez Miradas Subjetivas por un Alumbramiento.
-
Acepto.-negocié conmigo misma.

La lluvia, el gris y yo, tripartito de una tarde de noviembre, chapoteamos y, equilibrando, tomamos rumbo a Babel, una suerte de arca, a modo de libreria. A que me cuenten cuentos.

Andrés Neuman
, mi cuentista de cabecera,le pone acento a su nuevo parto de genialidades, y me descubre la felicidad menos abstracta, la que es tan sencilla como escuchar y sonreir con los ojos grises. Y aunque podría decir algunas cosas buenas que me traje para casa, me quedo con lo que muchos concluimos cuando cerramos uno de sus libros (te debo un mail con acuse de recibo), y con su don de hacer que el tiempo vuele...siempre inédito. Digno de mirar con lupa.

12 comentarios:

RAIKO dijo...

Genial, como siempre... Sabes, es curioso, mis recuerdos no son grises, suelen ser más bien color sepia. Un abrazo.

Mrs.Doyle dijo...

Andrés Neuman es siempre una buena compañía.

osondaxordeira dijo...

nesta tarde de temporal semella todo un anaco máis melancólico ao ler o teu post.Tripartita tarde de novembro, si....

Torreira dijo...

Non pintan nada mal eses plans polo sur Ra...gracias polos aloumiños emprestados

franetico dijo...

cada gallego lleva un caracol dentro que brama en arameo con la llegada de las lluvias. desconchémonos para liberar o país. quiero mi pedazo de cuba en la plaza de la quintana YA!

torredebabel dijo...

que sería da vida sen o gris? o gris pena, o gris non extremista, o gris suave e o gris das tardes de chuvia?

Oren dijo...

Nunca he leído los cuentos de Neuman, pero los buscaré.

Saludos desde la Ciudad de Origen

Moralla dijo...

Lindo, lindo, grisácea noite na que a lupa nos leva a revivir relatos e fotos, inéditos ou que resucitan para nós sen acuse de recibo, simplemente porque chegan coa chuvia e o vento: outono madrugando nas nosas adentras
Yoli ;-)

Marinha de Allegue dijo...

Gustoume ler o teu post,cheo de gris e outono, gustoume repousar aquí.

Unha aperta.
:)

fantasma a las puertas dijo...

TE HICE CASO. Y ME IVITÉ A MI MISMO, de tu mano, A LEER "El tobogán".CUÁNDO VUELVE A LEER CUENTOS EN BABEL???besos granados.

Ex Traño dijo...

non nos poñas melancolicos...
xa chegou a borraxeira i esta nube envolvente
que nos humedece os miolos pero millor non deixarnos levar
pola melancolia outonal, xa chegou de veran
i o inverno ten dereito a existir ainda que non sexa tan epicureo
gracias por traducir a palabras os sentimentos
..................................bicos e apertas

Laurindinha dijo...

Ás veces gústame vivir nun conto...