28 de octubre de 2006

Soy un accidente

Aúpa. Exprimo naranjas como consecuencias.
La resaca aborta mi terapia de expansión desde el Cerro del Moro. Y te apareces en la mermelada.
...un error de medida
un viajero de barro
que se lleva la corriente


(Hoy no hacen otros mi trabajo, sino que otros roban besos, y sonrisas, como auténticos profesionales. Me quito el sombrero, amigo A Doinel , y a la proa me remito)

7 comentarios:

ElFantasmaDeLaÓpera dijo...

Zumo de besos robados en un accidente de mermelada. Como tú dices,"Pura vitamína C", pequeña!!

Torreira dijo...

Os bicos non chos rouban Ra...empréstalos

RAIKO dijo...

La resaca suele ser el momento de gran lucidez que llega tras uno de gran euforia.
Un saludo.

Marinha de Allegue dijo...

Os beijos e os sorrisos non se rouban...

Un beijo e un sorriso.
;)

Axier a secas dijo...

Di que si, politóloga, que hay besos tan hermosos que parece que los hubiera robado Antoine Doinel...

A Doinel dijo...

Y yo me quito el sombrero con cinco cuartas partes de cabeza, amiga Ra. Qué decirte. Un detalle como este nunca sabe a poco. Gracias por todo

UnFantasmaDel Monton dijo...

Buaaahh..."Soy un accidente"!!!que memorable!!!!Esa es mi rubia!