25 de septiembre de 2006

Collage

Bienvenidos a mi hostal, si se pueden concentrar...estamos de estreno, la memóire neuve. Hacia el norte, nos reinventamos en Califato, reforzando posiciones omeyas y consolidando las rutas marítimas y taciturnas. Supervisando, el ojo de Buñuel. Desde la ribera del Guadalquivir, el horizonte de Dominique A. Nos esperan Calles y Avenidas, divanes imprevistos (nuncavistos) de polipiel blanco, terapias reconstituyentes con base de gin-tonic, acentillo eutópico cordobés, Autobuses,un recóndito Albayzín de paso, Verdiales...y un puntito de salmorejo.

(Infinitas gracias, Alfonso, por la acogida.)

5 comentarios:

A Doinel dijo...

Eso del salmorejo ¿tiene algo que ver con el Califato? Me explico: ¿salmorejo es un modo cheli-antiguo de decir "aparta moro"?

osondaxordeira dijo...

Me alegro que disfrutes de tus "viajitos", esos que nos hacen salir de la rutina y que tan bien nos sientan...Te espero en santiago y en Godot. Muaks!.

torredebabel dijo...

grazas pola visita. Virei por aca a cotío, que tamén me gusta pasear...

Mrs.Doyle dijo...

¡Qué bella es Córdoba!
Adoro sus patios llenos de geranios, sus calles, sus gentes,... y por supuesto: el salmorejo, plato que a pesar de no ser yo cordobesa dicen que preparo muy bien...

Gracias por la visita y por presentarme tu blog.

osondaxordeira dijo...

grazas pola tua mensaxe tan cariñosa. Ti tamén , fada.