24 de agosto de 2006

Blanco roto


Que alguien me traiga de anestesia lo que corresponda. Las noches bajan de temperatura, para dejar paso a septiembre y arropar con una sábana que cubra lo justo los desvelos y distraiga -amén- a los mosquitos. Que suene el despertador. Granada me aguarda en la otra esquina siempre por estas fechas. En plena cuenta atrás, creo adivinar que otras veces me dolió menos. Estoy con Fromhell , odio las despedidas, máxime las intangibles. Huelen a biznaga. Algún arrebato macabro, de supervivencia o automutilación, rescata Nights in white satin, cuando aún me dura la resaca de un adiós destido y atemporal. Y en un suculento movimiento de sábana de osondaxordeira (concédeme el lujo de hacerle/te mención), descubro mi insomnio plasmado en letra gris, con fondo blanco, limpio e indoloro, tabulado en satén.

5 comentarios:

From Hell dijo...

Non todo é malo en setembro...
Moito peor é marzo pero non é tan literario
saúde e paciencia..

Mr Tichborne dijo...

setembro é... unha dos Enemigos.
Que carallo é o branco roto? sempre admirei nas mozas e nos esquimais cómo enxergan mil cores e mil matices en cada. Eu non paso das catro do parchis.
Saúde e república (a que sexa).

osondaxordeira dijo...

Mándoche movementos de sábana, apertas fortes para que non te sintas caer en setembro. O mes no que algo remata e todo comeza... Agárdote cos brazos en alto, mirando ao ceo en Godot.

osondaxordeira dijo...

Como vai o teu setembro?. Un saudo grande dende Compostela na calor.

ChienAndalou dijo...

Un saludo desde Sevilla. Encontré tu blog esperando a Godot. Espero tu visita y tus comentarios en mi recien estrenado hogar cibernético.