31 de diciembre de 2006

[Paréntesis (VII)...Punto Y Seguido]


Hace falta esa clase que destila A Doinel para hacer un justo balance cuando se dejan atrás 365 días, por lo general, excluyentes entre sí. Y para plasmar los deseos al impecable estilo de Torreira.
A estas alturas de diciembre, arrastrando los efectos de reencuentros, comilonas, brindis y otras anestesias, carezco ostentósamente de facultades para manifestar algo decente. Para más inri,tampoco esta Navidad me ha aparecido en el calcetín ese magnífico don que mis dos amigos (si me lo permitís) tienen. Así que...no me atrevo.
Pero a pocas horas de echar el telón, aprovecho las reflexiones para desearos a vosotros y vosotras, fantasmas de mis entretelas, muchos buenos pequeños momentos de esos que pasan desapercibidos; y cómo no, lanzar un millón de gracias en forma de burbujas de champán por cada sonrisa cotidiana que me habeis robado/regalado.
Digo yo que, lo bueno de cerrar un capítulo es la sensación de comenzar de nuevo.

Ni un paso atrás.
BUEN AÑO.

28 de diciembre de 2006

Soul in a strip-tease

Siempre le costó pasar cerca de una promesa y hacer como que no la veía. En aquella época era donante de su tiempo y domador del de otros,bebía otros brebajes graduados, besaba de otro calibre, ...el que me guía la barca, abanderaba que las promesas y los propósitos tenían que cumplirse. Al menos, ser perseguidos. No me arrepiento de subirme a tu cintura...Quiso perseguirlos, con himnos adoptados que sonaban en su cabeza...Follow through with the promise I made...Sucumbió al acuerdo tácito de volver dónde hubo estado. Ahora, afortunadamente, todo era distinto. Convivía de sana manera con letras que pasaban de largo; ...J´en inventerai les couleurs...había conseguido no abrir La voz a tí debida, le gustaba apagar el despertador y retirar el mechón de pelo que caía, para darle a Candela un beso en la frente, y juntarse a ella en cualquier punto, y no dejarla fuera...que encontraron certeza justo aquel día. Ya no dudaba. No creía en inocentadas. Ya no quería alcanzar su cama. Today the wine is not sweet enough...Aunque a veces tararease alguna canción.Y, a pesar de estar frente al mar, donde ya estuvo, esperando que las olas lo entierren todo bien profundo, porque no quiere pensar que sin más, esté esperando.
El despertador sonó como el eco de una cala, sobresaltándolo.

18 de diciembre de 2006

Nodo*


A l@s que dudan, a l@s apologistas de lo cotidiano, a l@s contradictorios, a l@s asequibles, a l@s sibaritas del rapto, a l@s personajes, a l@s indescifrables, a l@s eventuales al por menor, a l@s ariscos, a l@s estetas, a l@s efusivos, a l@s evasores de impuestos sentimentaloides, a l@s enamorados, a l@s imprescindibles, a l@s que apuestan, a l@s acorazados, a l@s que se dan por aludidos, a l@s que no, a l@s imponderables, a l@s exportadores de vitamina C, a l@s críticos, a l@s inconformistas, a l@s hiperestésicos, a l@s políticamente incorruptos, a l@s ciclotímicos, a l@s árbitros de libre arbitrio, a l@s incondicionales, a l@s donantes de recreo, a l@s cuentistas, a l@s ludópatas del anhelo, a l@s que se equivocan, a l@s imprevisibles, a l@s escuetos, a l@s fetén. A l@s que la ven medio llena, y a l@s que la ven medio vacía...¿hace un brindis con la misma botella?

Chín, chín.



16 de diciembre de 2006

Save the last dance for me


"...I remember december...
what the hell do you want?"


Consultan recetarios de miradas de autor para estimar recuerdos que se agotan o se estrenan. Simulan el abrazo de manos que mecen tazas calientes, sin hora fija.
Están. En todo.
Entretanto, calculan la hipotenusa de sonrisas que besan sin pudor y sin multa, para volver a vestirse de umbrales en reto que no se invitan a pasar. Que dan tiempo al tiempo.

13 de diciembre de 2006

[Paréntesis ( VI )]...Para no dormir


La mujer que amé se ha convertido en fantasma.
Yo soy el lugar de las apariciones.

Juan José Arreola

Cuento de horror

11 de diciembre de 2006

Reloj no marques las horas

Estar contigo
o no estar contigo
es la medida de mi tiempo.
J.L.Borges



L
os relojes varían según su ubicación. No se trata de que marquen horas distintas, sino de que simplemente son distintos. Un reloj en El Cairo tiene poco que ver con un reloj de Majadahonda. Agentes externos, factor sorpresa, margen de error...todo cabe.

El mecanismo de un reloj es ya de por sí complejo, por no decir incomprensible, para aquel que no sea artesano relojero, o sucedáneo. También se puede aspirar a ser un humilde aficionado. Por qué no.
Si con un roce dañas una de las minúsculas piezas, el engranaje se resiente. La rueda dentada se confunde, y lejos de oscilaciones afortunadas, peca por exceso o por defecto. El movimiento se entorpece, la cadena de reacción se lamenta. Y el reloj no vuelve a dar la hora en la vida.
Pero el azar, motor omnisciente, de cuando en vez se porta. Disfrazado de electromagneto, estima el ángulo preciso para desafiar u obedecer, según convenga, leyes de isocronismo y gravedades aceleradas en mayor o menor medida. Entonces todo consiste en sentarse a esperar, lanzando piedras al agua y al aire suspiros. Porque, sin que sepamos cuando, el reloj volverá a dar la hora.
Y nos tendrá aquí. En punto.
Baste con procurar que el agua no salpique, por si no es sumergible.

8 de diciembre de 2006

Las bicicletas son para el verano

Te contaré la segunda parte de una historia, tal cual la dictas. Eres la niña que apoyo en el manillar de mi bicicleta, en el punto sagrado de cada ruta.
Te cansas de los topes.

3 de diciembre de 2006

26 de noviembre de 2006

Perchas

Colgada de afanes guerreros
de los que soy juez y parte
destilo rumores y deshielos
que cuezo a fuego lento.
Sin saber si duele o satisface,
soy plástico,
soy sinuosamente plástica,

soy madera,
que meteorizas en virutas.
Soy lo que toca,
constituyendome en rodeo de metonimia,
autopromocionandome
a metáfora insondable.




22 de noviembre de 2006

[Paréntesis ( IV )]...La pureza de Oliverio Girondo


El no
el no inóvulo
el no nonato
el noo
el no poslodocosmos de impuros ceros noes que noan noan noan
y nooan
y plurimono noan al morbo amorfo noo no démono
no deo
sin son sin sexo sin órbita
el yerto inóseo noo en unisolo amódulo
sin poros ya sin nódulo
ni yo ni fosa ni hoyo
el macro no ni polvo
el no más nada todo
el puro no
sin no.



"El puro no"
OLIVERIO GIRONDO



17 de noviembre de 2006

La felicidad era un cuento


Mirar la lluvia con ojos atentos, ocasiona cierta ternura nostálgica, atolondrada y gris de nosesabequé. Gris no por lo taciturno, sino gris homenaje (melancolía de lluvia que invita a creerte inventor de tonalidades). Gris que me llevó, (¿azar?), a cambiar mis planes:

-te cambio Diez Miradas Subjetivas por un Alumbramiento.
-
Acepto.-negocié conmigo misma.

La lluvia, el gris y yo, tripartito de una tarde de noviembre, chapoteamos y, equilibrando, tomamos rumbo a Babel, una suerte de arca, a modo de libreria. A que me cuenten cuentos.

Andrés Neuman
, mi cuentista de cabecera,le pone acento a su nuevo parto de genialidades, y me descubre la felicidad menos abstracta, la que es tan sencilla como escuchar y sonreir con los ojos grises. Y aunque podría decir algunas cosas buenas que me traje para casa, me quedo con lo que muchos concluimos cuando cerramos uno de sus libros (te debo un mail con acuse de recibo), y con su don de hacer que el tiempo vuele...siempre inédito. Digno de mirar con lupa.

16 de noviembre de 2006

Tautomería


La víspera viaja
en vehículos entrópicos,
vestida de cal
y cubierta de polvo.




Fotografía: R.Masats- Tomelloso,1960

15 de noviembre de 2006

No time for introduction


Hay una senda en la que los remilgos lloran por no haber claudicado. Donde toman mate decálogos con común denominador. Ahí, te persigo, si me descuido, para rehuirme y atraparme según lógicas diversas, en la sala de espera en la que esperan las prórrogas.
Hay un atajo, de usar y tirar.
Para retardar efectos sólo hay que cerrar los ojos, y apretar las manos. Para querer continuar, basta con girar a la izquierda, y tirar millas.
Hay un camino donde se acarician pantallas.
Me lo has contado tú, al oído.

12 de noviembre de 2006

Entre-més

Coge este mimo,
perorata de medir
mi bola del mundo,
canción de cuna
para colgar el grito en el cielo.
Sincopa,
te lo ruego,
tu simulacro de interino.
La fiera de esta niña
boicotea tus bogadas,
declarada en bancarrota
de alegorías y remates.
Libreto o varadero,
autista en el proscenio,
una grieta de intermezzo
se abrirá
para incluirnos.

10 de noviembre de 2006

Fado das dúvidas


Lo descubro fruto de la incomodidad del asiento del autobús. Nunca he terminado de odiar este tipo de viajes, su particular encanto de excursionista...y a él no parece importarle tampoco. Pulso el play, y retomo Madredeus por donde lo dejé (Se já não lembras como foi...), con intención de quedarme en un intento de traducción sobre desafección política, o en la traducción jurada de mi propia desafección. Me mira, como si ya lo supiese todo. Me acoplo, ma non troppo. La ventana es lo único capaz de enmarcarle, con parpadeos esporádicos que le sirven de apósito. Perdura y se confunde con un horizonte a 100 kms por hora, y ocasionales minutos de un viaje de ida, con descuento para la tercera edad.
La luz tardía, ajena a coenzimas y suplementos, le dibuja las arrujas propias de un Doctor Honoris Causa. Freno el impulso de sentarme a su lado y que me cuente cómo suena el mar dentro de una caracola. Me atraviesa, como si quisiera preguntarme dónde venden billetes con vuelta abierta, cuerpo mullido de tanto por qué sí, y por qué no, hecho a escabullirse del desasosiego. Y se queda dormido, con un imperceptible silbido como nana. El mío.
Desde lo alto del faro, el olvido ni se compra ni se fuerza; aclimatado a la escarcha que todo lo cubre, tarde o temprano, y a los rescoldos-de-lo-insólito a los que da cobijo. Cuando la mirada tenue se convierte en tu propio plasma.


...Diz-me tu, que eu nunca sei
Se voltarei ou não para ti
Se ainda quero o que sonhei

6 de noviembre de 2006

[Paréntesis ( III )]...La elegancia de Ortega

"(...)!Ahí tienen ustedes a este animal!El hombre tendrá que ser, desde el principio, un animal esencialmente elector. Los latinos llamaban al hecho de elegir, escoger, seleccionar, eligere; y al que lo hacía, lo llamaban eligens o elegens, o elegans. El elegans o elegante no es más que el que elige y elige bien. Así pues, el hombre tiene de antemano una determinación elegante, tiene que ser elegante. Pero aún hay más. El latino advirtió- como es corriente en casi todas las lenguas- que después de un cierto tiempo la palabra elegans y el hecho del "elegante"- la elegantia-se habían desvaído algo, y por ello era menester agudizar la cuestión y se empezó a decir intellegans, intellegentia: inteligente(...).Así pues, el hombre es inteligente, en los casos en que lo es, porque necesita elegir. Y porque tiene que elegir, tiene que hacerse libre. De ahí procede esta famosa libertad del hombre, esta terrible libertad del hombre, que es también su más alto privilegio. Sólo se hizo libre porque se vió obligado a elegir, y esto se produjo porque tenía una fantasía tan rica, porque encontró en sí tantas locas visiones imaginarias. Somos, sin duda, señoras y señores, hijos de la fantasía.(...)".

J.Ortega y Gasset
"El mito del hombre allende la técnica"(1952)

2 de noviembre de 2006

Suma Cero



Arquitecto de vacíos
me invento tu abrazo,
tándem que construyo
con escuadra y cartabón,
bipersonal,
biestratégico,
y simétrico.
Asesino en primer grado
de horas y prerrogativas,
cumplimento mi cuaderno de quejas
embaucándome
en defensa propia,
acometiendo contra cualquiera,
con el ánimo retráctil,
en una cama sin burladero.
Signatura de noviembre,
matríz de pagos
y dolencia de presbicia
de una voz
que no es la tuya.

31 de octubre de 2006

[Paréntesis ( II ) ]

DESPUÉS
DE LA PRISA CANSADA DE LOS ÚLTIMOS TRENES

NADA VUELVE.
SÓLO QUEDA TU ROSTRO SOBRE BROADWAY
Y ES DIFÍCIL
DE TANTA SOLEDAD,
CERRAR LOS OJOS SIN DUDAR QUE EXISTES
(...)
L.Gª Montero

28 de octubre de 2006

Soy un accidente

Aúpa. Exprimo naranjas como consecuencias.
La resaca aborta mi terapia de expansión desde el Cerro del Moro. Y te apareces en la mermelada.
...un error de medida
un viajero de barro
que se lleva la corriente


(Hoy no hacen otros mi trabajo, sino que otros roban besos, y sonrisas, como auténticos profesionales. Me quito el sombrero, amigo A Doinel , y a la proa me remito)

24 de octubre de 2006

La Guitarra




Irme a mi propio traste.
Argamasa de palosanto,
turgencia y barniz de muñequilla.
Aprender a tocar.

23 de octubre de 2006

La superficialidad del iceberg


A tus espaldas he puesto en venta, a precio de saldo, los muebles después del bombardeo. A tus espaldas liquidé los restos del comienzo, y ahora es papel mojado, el circo intimista de Pin y Pon. A tus espaldas, cuento y exploto borbollas en tu periferia. A tus espaldas ha sonado una claqueta que estrena la secuencia inhóspita de hablar en plata. A tus espaldas sigo a tus espaldas. A tus espaldas renuncio a un corazón en una probeta, por razón de urgente necesidad. A tus espaldas firmo un convenio urbanístico con la derrota. Me dono a cualquier ciencia. Me barajo y me indulto, me tomo la temperatura, me columpio en tu péndulo. A tus espaldas, lloro, renazco, maldigo. Reincidente. A tus espaldas me hipoteco, en letra pequeña. A tus espaldas te miro de reojo. A tus espaldas me receto relajantes musculares, que disuelvo con el agua de tu ducha. A tus espaldas las fórmulas magistrales son el único remedio. A tus espaldas rayo en tautología. A tus espaldas condimento con cilantro y notas de madera fresca, un equilibrio que prescribe.

22 de octubre de 2006

Estadios de domingo


  • Humedad de la tierra, del aire.LENTURA
  • Ruta que entre dos viradas hace el barco que navega para avanzar hacia barlovento. BORDADA
  • Emblema protector.TÓTEM
  • Extraño; que migra de un lugar a otro; que va por tierras extrañas; absurdo y sin sentido; hermoso, perfecto. PEREGRINO
  • Licor fabricado con corteza de naranja, azúcar y aguardiente. CURASAO
  • Que produce efectos nocivos sobre el organismo. TÓXICO
  • Área que abarca la actividad o la influencia de un cuerpo. ÓRBITA
  • Sustancia inocua que, carente de valor terapéutico directo, tiene importantes efectos sugestivos. PLACEBO
  • Pasatiempo que consiste en buscar palabras entre cuatro paredes. SOPA DE LETRAS

18 de octubre de 2006

Como agua caliente


Acechas una lengua que ensaya camino
en el aula de tu espalda
y se recrea devota
como lluvia de colágeno.

Voluntario converso
de mi propia circunstancia
despliego mi cometido en tu ombligo
que sin reparos
me ampara.

No lucho contra nada.
No acorto distancias
donde soy autoestopista sui géneris
de centímetros cuadrados.

Amortiguo el apetito
con mordiscos de piel y espasmos,
y me alzo erizado,
esbozo vulnerable,
ablación geográfica
a la que me estás llevando.

Portazgo que saldo
con el incendiario empuje
del que se sabe pasajero.

Y reposto en la comisura de mi nombre
que se quiebra,
como un grito de desgarro.


Ilustración de André Vastakevicius, "Figura"

16 de octubre de 2006

Fraga dixit o El futuro era ésto (re-edit)

Mi gozo en un pozo.. Íba creyendo tener la ocasión, histórica para ser francos, de escuchar a Don Manuel. El eterno presidente de la Xunta estaba hoy dispuesto a dar a conocer sus ideas maduras -quién soy para insinuar que no maduradas- sobre " España y su futuro", que digo yo que el título ya manda collóns. Pocas veces he visto la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología tan concurrida. Me estaba temiendo lo peor, porque prejuiciosamente, sólo acertaba a ver a mi alrededor, y sospechosamente mixturados, flequillos de escrupuloso acabado lateral, pañuelos palestinos con chapas de mensaje y caballitos pululando sin espuelas. Y así fué. Nada más entrar, sólo se oía a un grupo gritar "Asesino". Imposible adivinar las palabras del Vicerrector, o de la Decana. Los caballitos y cocodrilos benjamines de Nuevas Generaciones se fueron encabronando, y respondieron a grito de "Libertad"(uno de ellos tuvo ya sus dos momentos de gloria mediática al increpar a Chaves llamándole cabezón y al hacerse eco de esa misma libertad pro/re-clamada, dándole una sabrosa colleja a Ibarretxe). El resto es historia. La historia de siempre, la de las dos versiones.
Los demás( los que no lo abucheamos ni aplaudimos su currículum), asistimos, que ya fué suficiente, a lo que se convertía en un circo cada vez más macabro. Dudo, sin ánimo de polemizar, que gran parte de los asistentes al acto, simpatizara con Fraga. Yo, lo odio con amor revolucionario que decía el Che, pero eso no viene al caso.Sin embargo me consta que hubo quien perdió clase con la intención de vivir su propio capítulo del cuento; quien no quería conformarse con lo que le deparen los libros de uno u otro signo, y a quien por una vez incluso le fuese posible saltarse el sesgo de la comunicación. Allí estaba el político, de viva voz. Lo cual duró poco, porque nos crecieron los enanos y se acabó la función; en represalia se la llevaron a un mínimo Salón de Grados, donde la policía pedía el DNI para acceder, y que cubrió el aforo con los de siempre. También querría haber incluído alguna foto, para dejar constancia del efecto vigorizante de Palomares,
eppur si muove (valga ahora el toque de Idígoras y Pachi). No me dió tiempo . No sé si mala cronista, pésima corresponsal o cutre demócrata, mea culpa, ...en fín...siempre nos quedará Jiménez Losantos para coser la realidad con el hilo del rigor informativo.

Para más...versión dinámica


15 de octubre de 2006

Remember me as a time of day

Esta pulsión no sólo no dice
ni agota el significado.
Ni logra desmentirlo.
Tatúo la querencia,
como poco más que otro añadido
al censo irredimible
de nuestro coto privado de certezas.
Ahora encontrarte es un cartel cualquiera
con clausula suspensiva,
y secreto de naturaleza.
Concepción singular de desahucio,
a vueltas de tuerca y esquina.

13 de octubre de 2006

El esquema de las musas




Debió ser su mirada. O los versos geométricos de sus facciones. Con toda probabilidad la inspiración la albergaba Jacqueline bajo el arco de sus cejas. En el Palacio de Buenavista se rinde homenaje temporal al coleccionable de musas y modelos que despertaron al genio: Dora Maar, Fernande Olivier, Marie Thérése Walter,Eva Gouel...Pero he tenido que pararme ahí, me he enamorado, y ya se sabe que el enamoramiento no es siempre la mejor de las opciones. O sí. La he recorrido, estupefacta y consciente a la vez de que miles de matices se perdían con cada pestañeo. Picasso, profeta en sus lugares, debió descubrirla a cada instante. Como esa vez que la pintó sentada en una butaca con un pañuelo negro, un octubre, de 1954. No parece que se cansara nunca de mirarla.






As de Guía



Harta de atar cabos,
la duda se abandona a remolque
de un nudo marinero.

8 de octubre de 2006

Erections, ejaculations, exhibitions and general tales of ordinary madness


Mañanita de insípido domingo, sin ánimo de poca cosa, ni aún de moverme del sofá para cambiar de cadena y ahorrarme un sermón, literal, en una iglesia de Guadalajara. Con suerte algún compañero/a, "onanista de la caja de sorpresas", será lo primero que haga al levantarse. Por dios, que pongan Bricomanía. Prosigo con la relectura ( trance normativo cuando uno cree que ha madurado, en cualquier sistema de medida) que me ocupa. Genial idea la mía del viernes de llevarme a Buk a cuestas en mi empresa de la libre configuración. Emigro a la Facultad de Traducción,en otro momento de inspiración me matriculé en Lengua Gallega II, normativamente también, como mandan el diccionario y el que mande. Me siento en un crudo banco de piedra, me da tiempo de perderme en algún prostíbulo de Tejas, incapáz de contener la risa y cuando por fín tengo el culo tan helado como para no sentirme la circulación en el mejor momento de mi día, me percato del careto de unos espectadores particulares, a modo de fans improvisados, que observan estupefactos la portada del libro (la ilustración tampoco ayuda), mientras esperan entrar a la misma clase que yo. Alguno ha tenido que adivinar el título con cierta maniobra cervical... se ve que no lo tenía yo cogido en muy buena postura. Sin duda intentan encontrar el kamasútrico nexo entre mi indumentaria y un lector empedernido del género porno. Queda claro...con El Código Da Vinci habría inaugurado la posibilidad de hacer más amiguetes de clase...incluso de charlar sobre"literatura". En fín, sigo con lo mío. Buen domingo.

6 de octubre de 2006

Lock the door


Cada paso que doy consigue darme más asco. Queda menos para llegar a casa, dos giros, dos esquinas, el portero y su retórica exhibicionista. Desabotono la camisa, sin detenerme en lo reflexivo de la acción, y me pongo una copa de ese bourbon que me regaló. Me pregunto si el alcoholismo y la anomia tendrán algún punto de convergencia, si serán alguna forma de combinación binaria que alguien tiene pendiente en el cajón; intercalando pensamientos peregrinos- mi anomia debería ser logopédica- me consumo en el intento de construir un universal empírico con el hielo del fondo,Science on the rocks, flight to quality, pero sólo consigo reconstruir un fotograma en el que Newman se llena el vaso.Sólo que ella es Brick, y yo la gata. Ella calla, ella jadea, ella remonta, ella cierra la puerta con llave.
A veces el efecto del olvido es balsámico.

- What is the victory of a cat on a hot tin roof?
- Just staying on it, I guess...as long as she can.

4 de octubre de 2006

30 de septiembre de 2006

Sedimentos


UNA DE PIRATAS

"Seguro que alguna vez jugaste a ser pirata, te disfrazaste como uno de ellos, y hasta creíste ser tan feroz como el Capitán Garfio. Luchaste con un terrible enemigo y lo enfrentaste con tu espada de madera o tu pistola de agua. Buscaste tesoros, escondiste mapas y abordaste naves."
Cuentos robados de un barco pirata-
F.Bret Harte, A.Basch, H. López, E. Nesbit

Sea dicho que este cuento ya está inventado. Alicio no lleva eyeliner, no tiene segunda parte, no le hace la puñeta a ningún Peter Pan, y tiene un Caribe, pero sólo de uso personal. Alicio es un pirata. Un pirata en Isla Mujeres. Cuando le conocí, mi pirata era como el de Espronceda (en la lona gime el viento, y alza en blando movimiento, olas de plata y azul).Ponía su sonrisa por bandera, allende los mares, entre cantos de sirena. Los mismos ecos y las mismas aguas que marcaban la misma ruta, la ruta distinta. En algún momento le dimos la vuelta al mapa, haciendo de la complejidad un aliciente y de la cartografía un hobbie. No había patria, ni más obstáculo que nosotros mismos. Las derrotas eran pasajeras, y relativas, y la piel tenía el sabor renovado de la sal. Y entonces nos supimos piratas, sin brújula, con esbozos de canciones y norte desdibujado. Por incertezas de la astronomía naútica, todo huso horario se perdió entre bancos de arena y arrecifes de coral. Nuestros irónicos navíos se pintaron de un rojo insigne NO MERCY, y las aguas se abrieron por segunda vez en la historia para una lucha de gigantes, dulce e inconcebible, retomada en pequeñas botellas de un ron que Alicio me elige. Y brindar, entre cumbias, si nos hallamos en el espejo.
No hay fábula que le haga justicia, ni sangre que permee más profundo. Alicio es una eterna puesta de sol, que mide mis pasos en leguas submarinas, y sin excusa se me antoja estrella polar. Norte diacrónico, versátil, fugaz.
Ahora su rosa de los vientos le guiña desde arriba, por éso, todo lo demás deja de tener excesiva importancia. Soberano para quererse, más libre que nunca, como las manos suaves que dirigen su timón...y aunque su ancla pese de momento muy poquito, tiene un hacha de abordaje capáz de ajarme el corazón. Doble o nada.
Y no es que este cuento vaya viento en popa, a ratos hace aguas, pero sin leyenda de moraleja asequible, hay a quien le gusta tal cual. Quizá ahí esté el tesoro.

27 de septiembre de 2006

Arcanos mayores


Me señalas inconstante, invierno secreto de jugadas imposibles, sufridora de mal de archivo. Dual, como la mente, de naturaleza rogada, cultivo de la individualidad. Área reservada amén de lo cual preciso de particular lectura; mientras tanto, mi ímpetu observa a un vendedor de horóscopos en Varsovia, y me exiges la retirada de la metáfora de Derridá. Compongo una canción customizada de luchas inconscientes, para favorecer la mengua. Y extraigo para el caso concreto las consecuencias que en ella se prevén. Como en el tarot.

25 de septiembre de 2006

Collage

Bienvenidos a mi hostal, si se pueden concentrar...estamos de estreno, la memóire neuve. Hacia el norte, nos reinventamos en Califato, reforzando posiciones omeyas y consolidando las rutas marítimas y taciturnas. Supervisando, el ojo de Buñuel. Desde la ribera del Guadalquivir, el horizonte de Dominique A. Nos esperan Calles y Avenidas, divanes imprevistos (nuncavistos) de polipiel blanco, terapias reconstituyentes con base de gin-tonic, acentillo eutópico cordobés, Autobuses,un recóndito Albayzín de paso, Verdiales...y un puntito de salmorejo.

(Infinitas gracias, Alfonso, por la acogida.)

L´Instant


( Absténganse de agitar el aire.
Mejor no se muevan,
para no engatusarlo.)

21 de septiembre de 2006

El efecto paradoja


El escéptico mediático presume de estar ferozmente curado de espantos, pero tal estado de excepción mental se perturba, en el momento justo de salir de casa, cuando parecen salir del televisor, como cantos de sirena, escupitajos de realidad grotesca. Literalmente pierdo por un momento la noción de todo. Mi compañero de piso observa, entre espectante y divertido, la transformación inminente de mi gesto..."¿¿¿Ese es Urdaci???"
Se ve que a este sujeto, tras ser artífice de la primera condena por manipulación informativa de un medio público en esta, nuestra España cañí, no le queda otra que tomarse a cachondeo ese futuro incierto en el que le dejó la noche electoral del 14 de marzo de 2004. Y qué mejor terapia que la de la risa.
Y es que Alfredito engrosó la nómina del servilismo "una pechá" de tiempo, y ya se sabe que el tiempo es lo primero que pasa factura. El impuesto revolucionario consiste ahora en ignorar el escaso sentido del ridículo que le dejó Aznar.
Eureka!. Tras el agradecimiento por los servicios prestados, aquí el artista ha cambiado el mocasín por el zapatón del payaso de Micolor, y ocupa su tiempo en el humor del monólogo...bueno, y en la retroalimentación de su blog, que para el caso viene a ser lo mismo. Y yo, que como Rivas pensaba que para ser un liberal consecuente, había que ponerle precio a todo. Dignidad incluida.

http://alfredourdaci.blogspot.com

16 de septiembre de 2006

14 de septiembre de 2006

Y tiro porque me toca


Que no siempre las cosas sean simétricas, no da ni quita razón al hecho de que algunas lo sean. En la partida de hoy, la base es un tablero de parchís. 4 colores, 4 metas.
Existe una ficha amarilla, pionera en sacar un cinco y empezar a jugar, como buenamente puede. El amarillo, take me away, llena de luz la senda de los números, da un paso y cree saber que la felicidad es un arma, sí, instantánea. Y sonríe, y abraza, y transporta, y entonces, no hay más que hablar.
La ficha roja, nessum dorma, es concienzudamente pasional, pero no en sus movimientos. Y cuando se come una no sabe contar ni uno, ni cinco, ni diez…y en su afán por las casillas seguras va matando las ganas de jugar. Su encanto radica en que, en ocasiones, saca dos seis y vuelve a tirar, y su rojo socialista es un rojo enamorado, y da la mejor de sus jugadas.
La ficha azul, pictures of you, va por el viento y viene por el aire, y cambia el azul cielo por un cielo gris que prenda. Corre, salta de casilla en casilla, y por muchas veces que la mandes a casa, vuelve a empezar, con las mismas ganas y miles de palabras propias.
De verde se viste la última ficha, el sitio de mi recreo, que llegó la última, aunque en realidad salió primero, cuando todo era más fácil antes de que ella fuese ella. Le gusta más jugar al rodeo, volver a casa, incluso mudar de color si se le permite con chaquetas de corte británico; tornarse bilingüe, hablar norcoreano, plantearse- que para eso es color esperanza-, seducir con huidas clorofílicas…y deja que le adelanten, quizá porque intuye que no tiene eterno rival, y que es inevitable que a modo de mancha de mora, otra ficha se cuente veinte.
Es posible que el parchís sea síntoma de ficciones demodé, pero no acabo de creérmelo, en la sencillez está el gusto, y las comparaciones, ya se sabe, son odiosas. Una partida de ajedrez crea movimientos elegantes, atajos mentales, la excitación de la estrategia. El tablero es lo de menos. Bienvenid@ al jaque mate.

13 de septiembre de 2006

La Ventana Indiscreta

Tengo un casero moderno. Granaíno de pura cepa, denominación de orígen de acento desencajado, vocales abiertas hasta doler y mala follá;buena gente, servicial a ratos y todo lo que venga estipulado por contrato. Pero mi casero es un casero de mundo, vanguardista. Lo que se dice un casero fashion. Lo mismo se arranca con un discurso en la lengua del mismísimo Sartre, cual paisano Erasmus que rememora la bohemia de cualquier calle con onomástica poética y frenchi tal Rue du Cherche-Midi, que te dice bien clarito y en cristiano, que pintar, lo que se dice pintar este año no toca. Así son las cosas y así se las hemos contado, pues.
Por esa parte que “me toca”, y por un evidente vacío legal en alguna claúsula que este artista -dijimos que no de brocha gorda- pasó por alto, la ventana de mi habitación no tiene cortina. A lo que él alega que el minimalismo se lleva. Sin ánimo de polemizar con mi arrendador, ni afán de exhibicionismo y/o insinuación de prácticas voyeuristas por parte de la comunidad, es una putada no tener una simple tela que separe tu particular azotea de la de los demás.
Pero esto no es una queja. Es un link.
El patio de mi piso no es más particular que el de cualquier hijo de vecino. No tiene vistas a la Alhambra propiamente dicha, pero de aquí salían a vista alzada al menos dos pisitos de estos tan cool de 30 metros. Y cuando cae la tarde, si te pilla inspirada, no es tan difícil imaginar que la sombra que se cierne sobre el tendal, es la del Arco de Elvira. Total, que tiene su punto.
Mi ventana se convierte en acceso directo; a través de ella mi patio huele a incienso, a golpes de sábana, a apuntes, a Prada, a té. Por momentos creo mi propio Tupperware Lounge Café con guiños pop-art que brotan desde dentro, se me antoja La Carbonería mientras recojo el guante de Gilda, o creo estar en La Tertulia, entre noveles cantautores, sólo porque un vecino, invisible y oportuno, tararea El breve espacio en que no estás.
Y no sé si el vecino es nuevo en el microcosmos del patio, o si la nueva soy yo. Sólo sé que en el alféizar tiene un botijo rojo, que no puedo parar de observar. Cuestión de lógica matemática, el sí tendrá cortina, y no tendrá, como yo, que hacer las veces con un pareo de una playa a la que no ha ido. Para mí que es el de enfrente, que es amiguete de la chica del quinto, la misma que hace poco hacía mudanza con su patio metido en cajas…y de forma tácita me declaro espectadora de mis intangibles vecinos, que decoran este patio mío con graffitis abstractos cuyas líneas arbitran emociones inconscientes. A Klee pongo por testigo, que este curso, toca.

10 de septiembre de 2006

Fondo de escritorio

When it falls


Granada estrena lluvia de otoño.Sin anuncio, sin vaselina y sin preámbulos de equinocio. Llueve, me sorprende fuera de casa, y me veo en la puerta de un ciber con atuendo desafortunado y nada en la nevera. Sonrío, y echo a andar por calles empedradas que aguardan casualidades, víctimas de un plástico plan asfáltico, y recorro meses que aún no tienen fecha escrita en el reverso de foto alguna. La eminénce grise.
Sigo, en dirección opuesta, tropezando con conexiones elementales, espía ciclotímica de mí misma, esquivando charquitos que empapen el bajo invisible de mis pantalones...ni puñetera idea de a qué huelen las nubes, nin falta que fai. Otro paso, sin saber si ando buscando anclas para querer querer (y si soy, como Pessoa, un místico que quiere creer pero descree por tentación y por principio), para renunciar a Londres y aplazar Santiago -como gotas, entre las ausencias, soportales-; cual fotograma, Gene Kelly envidiaría mi euforia soluble, con independencia de que mis pasos sean o no papel mojado, y yo lleve sandalias en lugar de gabardina.

9 de septiembre de 2006

Del arte de lo posible o hipérbola de ruptura


Consensus y conflicto resultan elementos complementarios que se dan simultáneamente en todo circuito social, por inconcreto que sea, sin que ninguno de ellos llegue nunca a cero. Si mis finitas y suspensas nociones estadísticas no me burlan, la representación gráfica del fenómeno sería una hipérbola.
¿Qué haría Woody con ésto?Nada nuevo. No hay mejor remedio que hacer de la hipérbola una montaña rusa. El elenco social nos seduce y nos refrenda, y , en el momento de toparte contigo mismo, de saberte reducido a la mínima expresión, un vagón lleno de anversos, de primeras de cambio, de ensayo y error, nos empuja al vértigo de la curvatura. Todo éso, pero nada más que éso.

24 de agosto de 2006

Blanco roto


Que alguien me traiga de anestesia lo que corresponda. Las noches bajan de temperatura, para dejar paso a septiembre y arropar con una sábana que cubra lo justo los desvelos y distraiga -amén- a los mosquitos. Que suene el despertador. Granada me aguarda en la otra esquina siempre por estas fechas. En plena cuenta atrás, creo adivinar que otras veces me dolió menos. Estoy con Fromhell , odio las despedidas, máxime las intangibles. Huelen a biznaga. Algún arrebato macabro, de supervivencia o automutilación, rescata Nights in white satin, cuando aún me dura la resaca de un adiós destido y atemporal. Y en un suculento movimiento de sábana de osondaxordeira (concédeme el lujo de hacerle/te mención), descubro mi insomnio plasmado en letra gris, con fondo blanco, limpio e indoloro, tabulado en satén.

22 de agosto de 2006

El vals de los idiotas

"(...)Y aún más. Estoy seguro de que en su guarida de fiera inconmovible, en las noches de luna clara, se siente sola. Y de que a veces, también, hace un esfuerzo y me recuerda."

ANDRÉS NEUMAN
La mujer tigre

Resulta inútil rondar anhelos.Marcamos un compás propio.Confuso,ligero y torpe.
De tres tiempos.




20 de agosto de 2006

Oyster Boy Steps Out



Mis cuentos mutan. Si, como bien alguién aventuró a decir, hay que dejar espacio a lo nuevo, los personajes de mis cuentos se mudan de contexto, me rompen los esquemas, se dejan la piel en sus intentos. A veces Alícia sigue siendo Alícia, y se deja amedrentar por complejos de inferioridad que no son tal, y por flores que no pueden perseguir al Conejo Blanco; a ratos, y casi como respuesta, Alícia se rebela, se vuelve tosca, firme, contundente...y el País de las Maravillas no es ni más ni menos que unas coordenadas; y pierde,y gana.
Por momentos, Caperucita sale del bosque, esquivando al lobo, y se ve desde fuera dándole una patada en las pelotas. En ocasiones, Caperucita es El Lobo.
Con suerte, Chico Ostra no resulta un buen afrodisíaco, y puede ahorrar durante el verano para conocer el extranjero, víctima indemne de un acusado ostracismo parental, o societal.
Y esta noche es posible que mis personajes-bandera se encojan, que me tuerza al escribir. Puede que involucionen, y que intercambien sus papeles en un impulso empático de conocer otros aires. Quizá yo sea el personaje, y Conget me lleve hasta el fín de los cuentos.